Un cruel botín

Un cruel botín

El Estado debe rescatar la nutrición escolar de las garras de la corrupción y la ineficiencia.

09 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

El Programa de Alimentación Escolar (PAE), liderado por el Ministerio de Educación, fundamental para la instrucción y para la vida de millones de familias colombianas, ha estado desde hace tres años –desde que salieron a la luz aquellos sonados escándalos de malversaciones y de robos que indignaron con razón a la opinión pública– bajo la mirada de los organismos de control: el resultado es la confirmación de lo despiadada, de lo violenta que ha sido la corrupción en varias regiones del país a la hora de repartir los alimentos que garantizan la permanencia de cerca de 6’000.000 de estudiantes en los planteles del país.

Se ha confirmado la sevicia con la que han actuado los corruptos, por ejemplo, en La Guajira. Según el ente de control, en 24 regiones se habrían “perdido” 62.488 millones de pesos, y pillos a los que ya les sigue la huella la Fiscalía se habrían embolsillado 10.146 millones.

Pero también se ha descubierto, de la mano de un reciente informe de la Contraloría General de la Nación, que una buena parte de los problemas del PAE –que llega a 13.000 instituciones en 1.103 municipios de Colombia– tienen que ver con la ineficiencia a la hora de repartir los recursos: según la auditoría, el año pasado, a pesar de que se invierten 1,7 billones en el programa, no fueron entregadas cerca de 33’000.000 de raciones.

A pesar de que se invierten 1,7 billones en el programa, no fueron entregadas cerca de 33’000.000 de raciones

Reconoce el informe de la Contraloría General que el PAE es fundamental para derrotar la deserción estudiantil, pero ha llegado a la conclusión –que puede ser el comienzo de la solución– de que es indispensable que se lleve a cabo el plan propuesto para la unificación de recursos: se supone que 95 entidades territoriales deben conformar la bolsa común para el manejo eficiente de esos recursos del PAE, pero, por falta de pedagogía o de liderazgo, solo seis entraron a participar en ese fondo que pretende mejorar la atención de los niños.

También la contratación apurada, que tiende a evitar las engorrosas pero necesarias licitaciones, ha estado obrando en contra del PAE: es usual que, de esa manera, los contratistas no sean necesariamente los mejores que se pueden encontrar en un país lleno de profesionales de primera, y en no pocas ocasiones sean los mismos de siempre, los mismos que ya han probado ser un obstáculo más en el camino de la alimentación de los niños. En estos casos, la justicia debe ser implacable. Hoy, más que nunca, se requieren avances aleccionadores.

La respuesta del Ministerio de Educación, que en honor a la verdad ha demostrado franco interés en resolver esta grave crisis, ha resultado esperanzadora: no ha sido negar el problema, sino comprometerse a solucionarlo sobre la base de los hallazgos del informe de la Contraloría y los descubrimientos del propio ente ministerial.

Están claros, pues, los pasos por seguir. Es evidente que el país no va a prosperar como podría hacerlo si su educación pública no sigue mejorando, si la educación no está por encima de todas las vocaciones nacionales, y esto incluye no solo el componente académico, sino también el administrativo.

El Estado en pleno debe continuar, más allá de las tendencias políticas, los esfuerzos para conjurar una crisis que es la medida de su éxito o de su fracaso.

- editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA