Un clamor ciudadano

Un clamor ciudadano

La consulta anticorrupción puede convertirse pronto en un contundente hecho político.

07 de junio 2018 , 12:00 a.m.

No es difícil por estos días constatar que el hastío de los colombianos frente a la corrupción es real. Es un sentimiento de rechazo que viene en aumento y se alimenta de los detalles que se han conocido de las diversas maneras como se ha esquilmado el erario en los últimos años.

Esa actitud masiva de repudio e indignación fue el motor de la iniciativa, promovida con notable compromiso y coraje por las congresistas Claudia López y Angélica Lozano de llevar a cabo una consulta popular consistente en siete propuestas para someter a consideración de los ciudadanos. Para que fuera realidad, el primer paso consistió en recoger la nada despreciable suma de 4’313.963 firmas, y con este respaldo a cuestas fue aprobada por el Senado el pasado martes con 84 votos a favor.

Cada una de las mencionadas propuestas es una acción concreta en la lucha contra este flagelo: reducir el salario de los miembros del parlamento; fin de los beneficios que en materia de reclusión hoy gozan los condenados por corrupción; obligatoriedad de los pliegos tipo en todas las instancias de la administración pública; definición de las prioridades de inversión de los entes nacionales y territoriales a través de audiencias públicas; obligatoriedad para los congresistas de rendir cuentas de su gestión, así como de revelar sus declaraciones de renta; sancionar con extinción de dominio a quienes se apropien de los recursos públicos; y fijar en tres el número máximo de periodos para los que pueden ser elegidos los miembros de corporaciones públicas.

Ahora sus promotoras se enfrentan al reto de lograr los más de 12 millones de votos que se necesitan para hacer realidad sus siete puntos.

Tanto expertos como integrantes del Congreso han comentado que las leyes vigentes ya permiten usar muchas de estas herramientas y, en consecuencia, no hay necesidad de recurrir a este mecanismo de participación popular. Otros argumentan que las preguntas suponen modificaciones a la Constitución, algo que no es viable hacer por esta vía.

Pero, más allá de las disputas de este orden, que no viene al caso zanjar en este espacio –así como de consideraciones que puedan hacerse sobre la real efectividad de algunas de las medidas planteadas–, es justo y necesario rescatar el mensaje que expresa esta iniciativa y el hecho de que fue apoyada masivamente por la gente a través de las rúbricas y por senadores de todas las vertientes en el parlamento con sus votos.

De lograr sus promotoras la votación requerida –más de 12 millones de votos, tarea ardua–, estaríamos ante un hecho político de innegable trascendencia. Sería la contundente confirmación de un sentimiento que parece generalizado y ya tuvo la oportunidad de traducirse en votos el pasado 27 de mayo, cuando las opciones de raigambre ciudadana alejadas de los partidos tradicionales lograron votaciones masivas.

Ahora esta misma fuerza tendrá una segunda oportunidad de ‘hacerse contar’ en septiembre y de esta forma enviarle un mensaje contundente al nuevo gobierno, que deberá tomar atenta nota de esta sentida y creciente necesidad de renovación. Más allá de qué ocurra en las urnas, es real y latente el clamor para que haya transparencia en la gestión pública y el bien común prevalezca por fin sobre los intereses particulares que hoy medran del erario.

editorial@eltiempo.com

Plenarias de Senado y Cámara de Representantes

Tras una votación que terminó con 84 votos a favor y 0 en contra, la consulta anticorrupción fue avalada este martes por el Senado de la República.

Foto:

Carlos Ortega / Archivo EL TIEMPO

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.