Trump se va a la guerra

Trump se va a la guerra

El mundo seguirá expectante del desenlace de la guerra comercial que inició el líder estadounidense.

09 de marzo 2018 , 12:00 a.m.

Incluso los congresistas más influyentes de su partido le dijeron que no lo hiciera, para no hablar de los líderes de la comunidad de negocios. No obstante esas peticiones o las críticas, Donald Trump se salió con la suya y ayer firmó un par de disposiciones que elevan de manera significativa los aranceles que pagan el acero y el aluminio que importa Estados Unidos.

“Durante años hemos sido atacados, hemos vivido un auténtico asalto”, señaló el mandatario para justificar su decisión por motivos de seguridad nacional. Levantar barreras –según su lógica– le permitirá a la economía estadounidense recuperar una industria considerada estratégica y defenderse de la competencia desleal.

El argumento es atractivo y responde a las promesas hechas durante la pasada campaña presidencial. Sin embargo, numerosos analistas han dicho que elevar los costos de dos insumos claves para múltiples sectores les pasará una onerosa cuenta a los consumidores. Además, cuando se hacen las sumas y restas de las eventuales consecuencias, es posible que se pierdan más empleos que los que se salvarían.

Nada de eso mueve de sus posiciones al actual inquilino de la Casa Blanca. La única concesión hasta ahora es no afectar a México y Canadá, socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, más conocido como Nafta, por su sigla en inglés. Pero aquí también hay una amenaza velada, pues el pacto trilateral está siendo renegociado por insistencia de Washington, y si no hay humo blanco, podrían venir retaliaciones.

En lo que atañe a otros, Trump se reservó el derecho de atenuar el golpe para aquellos países que considera aliados. No es claro todavía quién más quedará en la lista de exenciones, y es de esperar que Colombia haga valer sus credenciales para que este golpe no nos afecte. En todo caso, el mundo seguirá expectante del desenlace de esta guerra comercial, que, como lo indica la historia, se sabe cómo comienza pero no cómo terminará.

editorial@eltiempo.com

BBC Mundo: Hombre agitando acero fundido en una planta

Donald Trump cree que la industria del acero en Estados Unidos es afectada por las políticas comerciales de otras naciones.

Foto:

AFP

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.