Severa advertencia

Severa advertencia

Asombra constatar cómo se ha descuidado en distintas instancias la ciberseguridad.

15 de mayo 2017 , 01:41 a.m.

Como un campanazo debe tomarse el ataque masivo de piratas informáticos que el pasado viernes pusieron en jaque a 200.000 personas en 150 países, mediante la modalidad del secuestro de la información de sus computadores. Entre las víctimas se cuentan el sistema de salud británico y el Ministerio del Interior ruso, además de empresas como Telefónica, en España, y Renault, en Francia.

Aprovechando una debilidad en el código de servidores que utilizaban una versión obsoleta de Windows XP, los maleantes tomaron control de la información presente en miles de aparatos para pedir, a cambio, en la mayoría de los casos, un rescate en bitcóins –moneda virtual– equivalente a 300 dólares. Es de tal magnitud la organización criminal que cuenta hasta con centros de atención telefónica en los que operadores expertos negocian con las víctimas la devolución de los datos.

Asombra, además de la capacidad de daño de los delincuentes, constatar cómo se ha descuidado en distintas instancias, públicas y privadas, la ciberseguridad. No hay duda de que después del viernes este tema tendrá que ser prioritario dentro de instituciones de distinto orden. Así mismo, el saber que la programación que permitió actuar a los piratas le fue robado a la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos no deja de producir cierto nerviosismo.

Al final, el ataque fue detenido por dos héroes anónimos que detectaron que un dominio (dirección web), que estaban utilizando los ‘hackers’, no se hallaba registrado y procedieron a compararlo para redirigir el ataque a un servidor de su propiedad y así neutralizar la embestida. Menos mal, pues el daño podría haber sido mayor.

Que lo ocurrido sirva no solo para que cada ciudadano y cada empresa tomen las precauciones debidas, que comienzan por elaborar constantes archivos de respaldo de sus datos, sino para que a nivel estatal en Colombia haya una política pública en esta materia: con protocolos, directrices claras, eficaz y en permanente actualización. Y es que estas amenazas ya ostentan una capacidad de daño similar a la de los posibles enemigos en los tradicionales escenarios hipotéticos que elaboran los responsables de la seguridad nacional.

editorial@eltiempo.com.co

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA