Sanación en Chile

Sanación en Chile

Chile es hoy el país latino en donde la Iglesia católica tiene mayores índices de desprestigio.

21 de junio 2018 , 12:00 a.m.

“Se inicia hoy un largo proceso de sanación que durará seguramente mucho tiempo”, afirmó Laicos de Osorno, organización que reúne a las víctimas del sacerdote pedófilo Fernando Karadima, en un comunicado leído en la misa presidida por los enviados del papa Francisco a Chile para pedir perdón.

Como es bien sabido, la manera como el pontífice abordó el asunto en su reciente visita al país austral echó sal en una herida profunda. Francisco, mal informado –argumentó después el Vaticano–, asumió una posición que muchos leyeron como de defensa del obispo Juan Barros, acusado de haber encubierto a Karadima.

Tras este hecho, el Papa, consciente de su error, invitó al Vaticano a las víctimas para después, en mayo, citar a los 34 obispos chilenos. Estaba claro a esas alturas que la crisis era de dimensiones sin precedentes. Percepción confirmada cuando se supo que los 34 prelados entregaron su carta de renuncia al obispo de Roma –al final se la aceptó a tres, incluido Barros– y al revelarse que este había decidido enviar a Chile al obispo Charles Scicluna y al sacerdote Jordi Bertomeu, dos de las figuras más reconocidas en cuestiones de lucha contra la pedofilia en el ámbito vaticano.

Esto es lo que quieren todos: víctimas, laicos y la misma Iglesia. Pero no será un camino fácil, pues para que de verdad se pueda pasar esta página es necesario que quienes sufrieron de abuso sexual sientan que por fin, décadas después, el compromiso de la Iglesia con la verdad es auténtico e indeclinable. Lo cual incluye colaboración plena con la justicia en los casos que no han prescrito. Chile es hoy el país latinoamericano en donde la Iglesia católica tiene mayores índices de desprestigio. Por eso hay tanto en juego en este episodio crítico: un desenlace afortunado permitirá no solo un renacer de la confianza de los chilenos en la Iglesia, sino que esta cuente con un ejemplo para tantos otros países donde la pedofilia de algunos de sus miembros ha hecho brutales estragos.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.