Parrilleros sin moto

Parrilleros sin moto

Más de 5.000 atracos bajo esta modalidad obligan a tomar acciones excepcionales y evaluar resultados

27 de enero 2018 , 12:00 a.m.

La capital del país terminó sumándose a otras ciudades que optaron por suprimir el parrillero de la moto para hacerle frente a la inseguridad. En la mayoría de ellas la iniciativa ha mostrado resultados positivos, tanto en la disminución de atracos como en la baja accidentalidad, dos argumentos poderosos a la hora de hablar de las bondades de la medida. Y esa fue quizás una de las razones que se tuvieron en cuenta para que Bogotá optara por el mismo camino: restringir el parrillero hombre en motos de más de 125 c. c. y en un cuadrante específico de la ciudad.

Las protestas no se hicieron esperar. Cientos de estos vehículos bloquearon o entorpecieron el normal flujo vehicular en los principales corredores viales esta semana, con el argumento de que se trataba de una medida discriminatoria, injusta, ineficaz y violatoria del derecho al trabajo. En contraste, la Alcaldía Mayor respaldó con cifras su decisión: más de 5.000 atracos fueron cometidos en el 2017 por parrilleros en moto, esto es, casi el 9 por ciento del total de casos. La mujer embarazada y baleada por uno de estos sujetos para robarle el carro o la denominada banda del Rolex, que está haciendo de las suyas, o las imágenes que a diario se difunden con hechos similares han reforzado la tesis del Gobierno distrital: las motos con parrilleros están facilitando el accionar de los delincuentes.

Los ciudadanos no tienen por qué pagar el costo de la ira de los motociclistas, que deberían
ser parte de la solución y no
del problema.

Y, aunque el alcalde Peñalosa ha dicho que le incomoda restringir derechos de esta forma, la presión ciudadana ha sido implacable con él y con la policía, pues les exigen resultados a la mayor brevedad para que escenas como las descritas no se sigan repitiendo. En ese sentido, es oportuna la aplicación de la norma, pues, si bien las autoridades han conseguido bajar los homicidios a niveles históricos, la mayoría siente que el esfuerzo por acabar con el flagelo del atraco callejero, un frente difícil y complejo que golpea en especial a los más pobres, debe ser igual de exigente. La restricción del acompañante en moto es solo una de las fórmulas, y, para el caso, afecta a 47.000 de las casi 500.000 motos que ruedan en Bogotá, no rige para mujeres ni menores de 14 años ni es exigible a todos los vehículos de este tipo.

De ahí que resulten incomprensibles los intentos de bloqueo de los motociclistas –que deberían ser parte de la solución– a la movilidad de la ciudad, en perjuicio de personas inermes que, a su vez, se han encargado de recordarles a esos mismos motociclistas los privilegios de los que hoy gozan y han vuelto a pedir para ellos requisitos más fuertes ante la ola de incidentes en que se ven involucrados. Las manifestaciones, pues, han reavivado el debate alrededor del crecimiento exponencial de este sector, sin reparar en las obligaciones que les atañen, y terminan fomentando conductas como las aquí planteadas.

Finalmente, aunque el decreto de marras sufrió modificaciones, es de esperar que sus resultados impliquen una mejora de la situación, sirvan para que las autoridades hagan un análisis más a fondo de lo que está pasando, adopten correctivos que coadyuven a fortalecer la labor de las autoridades y eviten medidas extremas como las aplicadas en los actuales momentos.

editorial@eltiempo.com

Protestas de motociclistas en Bogotá

Las protestas no se hicieron esperar. Cientos de motociclistas bloquearon el normal flujo vehicular en los principales corredores viales. En la foto, manifestaciones en la calle 80 con carrera 50.

Foto:

Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.