Mejoría es mejoría

Mejoría es mejoría

El crecimiento del PIB durante el primer trimestre del presente año llegó a 2,2 por ciento.

16 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Tal como lo anticipaban los analistas, el Dane confirmó ayer que el ritmo de la economía colombiana es un poco más elevado que en el pasado reciente. Según la entidad, el crecimiento del producto interno bruto durante el primer trimestre del presente año llegó a 2,2 por ciento, un dato que se compara favorablemente con el 1,3 por ciento de igual periodo de 2017.

Aunque modesta, la cifra deja en claro que lo peor de la desaceleración quedó atrás. De doce actividades específicas, el balance fue positivo en nueve. Los mejores desempeños correspondieron al sector financiero y de seguros, seguido por administración pública y defensa, con guarismos cercanos al 6 por ciento anual.

La otra cara de la moneda es la de aquellos renglones en rojo. Tal vez la gran sorpresa acabó siendo la descolgada del ramo constructor en más de 8 por ciento, que se explica por la contracción tanto en las edificaciones como en las obras civiles, atadas al desarrollo de la infraestructura.

Más allá de las explicaciones, el desafío ahora es conseguir que la velocidad aumente. En tal sentido hay factores a favor, como sucede con la inflación a la baja y las menores tasas de interés.

Tampoco le fue bien a la minería, pues la producción de petróleo no levanta cabeza, mientras que el oro viene de capa caída. En cuanto a la industria, el declive sigue, si bien la rata de descenso es menor ahora. Los expertos anotan que la presencia de la Semana Santa en marzo pesó negativamente sobre las manufacturas.

Más allá de las explicaciones, el desafío ahora es conseguir que la velocidad aumente. En tal sentido hay factores a favor, como sucede con la inflación a la baja y las menores tasas de interés. La confianza del consumidor muestra cierta recuperación, que se nota en las ventas de los almacenes.

No obstante, la incertidumbre en materia política opera como un lastre, pues lleva a más de uno a posponer decisiones de compra o inversión. Por tal motivo, las esperanzas están puestas en el semestre que viene, cuando se hayan despejado varias incógnitas claves y en especial el nombre del próximo inquilino de la Casa de Nariño.

editorial@eltiempo.com.co

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.