Los muertos que dejan las motos

Los muertos que dejan las motos

De las 384 muertes que se produjeron en las vías bogotanas 119 están relacionadas con motos.

07 de octubre 2016 , 08:45 p.m.

Que, entre enero y agosto, de las 384 muertes que se produjeron en las vías bogotanas 119 estén relacionadas con motos, evidencia una preocupante situación que no ha hecho más que crecer. De hecho, esta cifra de la Secretaría de Movilidad de la capital es superior en un 40 por ciento a la reportada el año pasado, a estas alturas.

A ese dato se suma el de lesionados: en los primeros seis meses del año ya había reportados 1.991 afectados, algunos con secuelas y discapacidades permanentes. De ese total, 1.813 son hombres en edad productiva.

Vale anotar que el incremento de estas estadísticas corresponde con el aumento constante de los usuarios de motos en la ciudad y el número de viajes que se hacen en estos vehículos, tanto que en menos de cuatro años (del 2011 al 2015) prácticamente se duplicaron, al pasar de 343.000 a 699.000. No es para menos, si se tiene en cuenta que hay, en Bogotá, 500.000 motos que circulan por sus vías.

El problema no es que la gente recurra a estos vehículos como una alternativa para enfrentar las congestiones del tránsito y las fallas recurrentes del transporte público; el lío está en la impericia y la irresponsabilidad con la que se conducen las motos, lo cual empieza con la falta de control y la nula capacitación a los conductores.

Muchos consideran que las normas de tránsito solo se aplican para los conductores de carros. A eso se suman el mal estado de las vías –llenas de huecos y hundimientos, que se convierten en trampas mortales para motociclistas y ciclistas– y los daños mecánicos de estos vehículos.

Es tan delicado el asunto que ya se clasifica como un problema de salud pública y seguridad, que las autoridades, por fortuna, ya tienen en su radar y ya se han fijado algunas metas de reducción de accidentalidad y otras medidas para impactar en sus causas.

Pero es fundamental que los motociclistas pongan de su parte y entiendan que ellos son los primeros garantes de su seguridad. Los peatones y los conductores de carros particulares y de transporte público también tienen, con su comportamiento civilizado y respetuoso de las normas, su cuota de responsabilidad en esta tarea. Solo así dejará la ciudad de contar muertos por causa de las motos.editorial@eltiempo.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA