Los menores delincuentes

Los menores delincuentes

Es alarmante que en los últimos siete años hayan sido capturados 171.000 menores de edad.

03 de noviembre 2016 , 08:25 p.m.

Los viejos suelen decir, entre nostalgia y desconsuelo, que la juventud de hoy no es como la de antes. Tienen toda la razón: la juventud de estos tiempos se enfrenta a un mundo muy difícil, intercomunicado pero lleno de trampas y peligros, en especial cuando se acercan al fuego del delito y de las drogas.

Las cifras que publicó este diario el domingo pasado, provenientes de la Policía Nacional, sobre los delitos cometidos por adolescentes en el país producen escalofrío. Aunque deben producir es preocupación institucional y social. Ya es alarmante que en los últimos siete años hayan sido capturados 171.000 menores.

Ellos han delinquido, robado en la mayoría de los casos, pero en muchos han asesinado. Para hacerse una idea más precisa, en lo que va corrido de este año, 300 adolescentes fueron aprehendidos por asesinato. Puede ser igual o peor que la guerra en tiempos de más cruda violencia.

Sí, dolorosamente, la juventud es otra. En lo que va de este 2016 han sido detenidos 17.626 menores por diversos delitos. Bueno, sirva de consuelo que el año pasado a estas mismas fechas iban 21.493.

Aunque según la directora del Instituto de Bienestar Familiar hoy hay unos 3.000 adolescentes privados de la libertad y casi 9.000 bajo medidas no privativas de la libertad, muchos de ellos, así sean capturados en flagrancia, así se les prueben asesinatos –hay varios casos de ejemplo–, no pagan la pena merecida por no tener 18 años en el momento del delito. Los cobija el Código de Infancia y Adolescencia. Y ese es precisamente el macabro ardid de las bandas criminales, o comunes, y toda laya de malandrines para usar a los menores como punta de lanza. Claro, menores expuestos, callejeros, viciosos, en situación de pobreza, abandono o atropellados por el propio círculo familiar. Entonces se convierten en víctimas y victimarios.

El panorama es oscuro. La luz es mejora social, protección, oportunidades, pero también es cuestión de ley. Algunos califican el Código de laxo. A lo mejor. Por eso este debe ser un tema común e inaplazable entre los poderes del Estado, porque los menores delincuentes ya son una gran tragedia. Hay que salvarlos y salvar a la sociedad.

editorial@eltiempo.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA