Lloran los acordeones

Lloran los acordeones

Más allá del desafortunado trino, que EL TIEMPO no comparte, el país llora el adiós de Martín Elías.

17 de abril 2017 , 01:47 a.m.

Para millares de seguidores de la música vallenata, en este caso de la llamada nueva ola, para el folclor y en general para Colombia, este Viernes Santo fue un día de duelo. Al comenzar la mañana, Martín Elías Díaz, de solo 26 años, murió en un accidente de tránsito en la vía que conduce de Tolú a San Onofre, Sucre.

Se va un joven, gran cantante y compositor, con una vida artística brillante y promisoria, ya reconocida entre los grandes del momento, bien sea del vallenato tradicional o del nuevo. La fatalidad se atravesó en la vía del artista, al que todos describen como un ser alegre, con calidad humana y que vivía para su hogar –deja dos hijos– y para honrar el folclor que le venía de cuna y era su pasión desde muy niño.

Y se había hecho un sitial insospechado. Tanto que ya contaba con miles y miles de admiradores que hoy le dan el último adiós en el parque de la Leyenda Vallenata, al lado de voces consagradas como Poncho Zuleta, Jorge Oñate, Silvestre Dangond, Peter Manjarrés o su hermano Rafael Santos, entre otros.

Cuando el telón de la vida de estos personajes cae en forma brutal, es natural el duelo general, pues los artistas se vuelen ídolos, amigos entrañables, compañeros, refugio o consuelo de sus seguidores. Y a ese sentimiento de tristeza hay que agregar una fatal coincidencia: el tío de Martín Elías, también cantante y compositor, y de quien heredó su nombre, murió en 1979, igualmente a los 26 años, en un accidente automovilístico cuando viajaba de Patillal, La Guajira, a Valledupar, Cesar.

El mismo sino trágico de Patricia Teherán, la Diosa de Vallenato, la primera voz femenina que logró la consagración en este género, quien pereció en 1995 al accidentarse su vehículo entre Barranquilla y Cartagena. Ella también tenía 26 años. La ya brillante carrera del médico, cantante y compositor Kaleth Morales se fue en el 2005, a sus 21 años, en un siniestro entre Plato y Nueva Granada, Magdalena.

Más allá de un desafortunado trino por las redes, que, como quedó claro, este diario no comparte, Colombia lamenta la partida de Martín Elías. Otra vez lloran los acordeones. Pero sirva de consuelo que los artistas como él nunca se van del todo.

editorial@eltiempo.com.co

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA