La polémica de los tamizajes

La polémica de los tamizajes

Más que una norma nueva, lo que se requiere es que lo que está establecido se cumpla.

01 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Nadie duda de que la promoción de la salud y la prevención de enfermedades son una de las grietas más visibles del sistema de salud ni de que cualquier intento que se haga para taponarla debe ser bien recibido y analizado con rigor.

Entre la cascada de normas aprobadas en el cierre de la pasada legislatura se destaca una que apunta en esta dirección y busca detectar enfermedades discapacitantes desde el mismo momento del nacimiento.

Es la llamada ley que crea el programa de tamizajes neonatales, la cual, más allá de sus indiscutibles beneficios, parecía ser el estandarte de varios congresistas para las próximas elecciones. Un proyecto que, dada esta última condición, que primó en su trámite, infortunadamente no será ley de la República por culpa de los errores cometidos por los ansiosos parlamentarios en la conciliación. Pero, al margen de este desaguisado, la iniciativa alcanzó a promover un debate sobre los alcances de la medicina predictiva, que involucra alta tecnología, como la que se propone frente a la capacidad económica de un sector que apenas alcanza a cumplir sus compromisos básicos.

Sería bueno que los congresistas y otros interesados en la materia revisaran las resoluciones que exigen la aplicación de pruebas para detectar el hipotiroidismo neonatal

Aunque es claro que el Gobierno no fue ajeno a los argumentos presentados por los ponentes, que Minhacienda hizo énfasis en las implicaciones fiscales del proyecto y que Minsalud participó activamente en la mejora del articulado –como lo muestra el concepto institucional firmado por Alejandro Gaviria–, lo cierto es que el resultado final deja algunas lecciones.

Para empezar, es urgente revisar la pertinencia de una ley específica de este tipo si se tiene en cuenta que desde siempre ha existido una guía de atención al recién nacido que incluye los exámenes considerados necesarios por el médico y que él puede solicitar en virtud de su autonomía y del precepto constitucional que define la salud de los menores como un derecho fundamental ratificado con la Ley Estatutaria de Salud, vigente desde el 2015.

Más que una norma nueva, lo que se requiere es que lo que está establecido se cumpla, lo cual no impide que se impongan criterios de racionalidad sustentados en rigurosos estudios de costo-efectividad que permitan asignar responsabilidades a prestadores y aseguradores. Sería bueno que los congresistas y otros interesados en la materia revisaran las resoluciones que exigen la aplicación de pruebas para detectar el hipotiroidismo neonatal, así como la 412 del 2000 (que regula atención temprana de enfermedades), para darse cuenta de que, en tal sentido, puede obviarse el paso parlamentario.

Así mismo, hay que garantizar la seriedad e idoneidad de las empresas y laboratorios que realizan dichas pruebas, para evitar que una medida costosa para el erario termine convertida en una estrategia de negocios de unos pocos.

Por último, no sobra exigir que se hagan estimaciones serias para no caer de nuevo en las imprecisiones contenidas en el proyecto archivado, que contemplaba en sus cálculos pruebas de 325.000 pesos cuando en realidad cuestan 32.000. Y no sobraría que, al menos, se propusieran fuentes de financiación.

El balón queda en manos de Minsalud, que debe abrir el debate necesario mientras los parlamentarios radican nuevamente su propuesta.editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA