La historia de un huracán

La historia de un huracán

Luego de ver los efectos de Matthew, resulta importante prepararse para estos accidentes naturales.

06 de octubre 2016 , 08:10 p.m.

Como si no bastara con la turbulencia política y los debates sociales que ha despertado la campaña presidencial norteamericana, ahora ha llegado el huracán Matthew a la costa sureste de los Estados Unidos –después de dejar destrozos a su paso por Colombia, Venezuela, Bahamas, Cuba, Haití y República Dominicana– a recordarles la fragilidad a los seres humanos.

Se trata del ciclón más fuerte que se haya sufrido en los últimos tiempos: 4 sobre 5 en la escala de Saffir-Simpson. En la Florida se ha puesto en marcha un plan para proteger a los ciudadanos, y el presidente Barack Obama lo ha reforzado declarando el estado de emergencia. Pero las noticias prueban, una vez más, que la desgracia no es tanto el fenómeno como los malos gobiernos que no rescatan a sus gobernados de la vulnerabilidad.

Resulta importante, luego de ser testigos de los efectos de Matthew, prepararse para estos devastadores accidentes naturales. El caso de Haití –en donde se habla ya de 108 muertos y 20.000 viviendas afectadas por el huracán, que viaja a 220 kilómetros por hora– tendría que servirles como ejemplo a los Estados débiles que no han podido sobreponerse a los altos índices de pobreza. Es este un fenómeno peligroso que no se daba de semejante manera desde que Andrew –el peor de la historia en los Estados Unidos– destruyó todo a su paso en agosto de 1992, y se habla entre los meteorólogos además de un segundo huracán en el sur de las Bermudas, pero la manera como el gobierno de Obama se ha venido preparando contrasta con las sorpresas terribles que se han estado llevando los hombres y las mujeres del Caribe.

El gobernador de la Florida, Rick Scott, ha sido elogiado por actuar mucho más temprano que tarde, y por tomarse en serio y enfrentar a tiempo la amenaza que representa Matthew. Su velocidad para encarar el fenómeno, prueba de la experiencia que Scott ha ido acumulando, difiere de la lentitud para reaccionar y la enorme falta de preparación de los líderes de los países cercanos de la región.editorial@eltiempo.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.