Gesto valiente

Gesto valiente

La aplicación para conocer detalles de la relación entre médicos e industria es un logro valioso.

05 de julio 2018 , 12:00 a.m.

Un nuevo paso adelante a favor de la transparencia en el sector salud ha dado el actual gobierno.

Tal como lo había anunciado en noviembre del año pasado, ha logrado sacar adelante una resolución que obliga a los productores de medicamentos y dispositivos, así como a las agremiaciones que los representan, a informar sobre los pagos en efectivo o en especie que hagan a otros actores del sector con alguna incidencia en la prescripción de medicamentos.

Para nadie es un secreto que, aunque legítimas, persisten prácticas en este sentido. La prestigiosa revista científica The British Medical Journal reportaba a finales del año pasado que aquellos médicos que reciben regalos o invitaciones de las compañías farmacéuticas tienden a escribir recetas con más medicamentos de marca y, por tanto, más costosas.

Incluso informaba que los galenos que no recibían obsequios redactaban la mitad de las recetas en comparación con aquellos que sí lo hacían. En suma, bastaban regalos pequeños para que cambiara la práctica médica.

El Gobierno superó las presiones y logró sentar un importante precedente a favor de
la transparencia.

Ante estos antecedentes, el Ministerio de Salud ha decidido poner coto a la tendencia. Ha desarrollado una aplicación web para que los ciudadanos puedan ver quiénes y cuánto reciben. La medida no solo cobija a médicos, también a investigadores, académicos, periodistas, asociaciones de pacientes, EPS y gerentes de compras de hospitales, entre otros actores del sector. Y no solo obliga a reportar costosos viajes e invitaciones a eventos de lujo; también incluye comidas o regalos de más de 78.000 pesos.

Las presiones para evitar la expedición de la resolución no fueron pocas, y eso desencadenó una espera larga. Pero el Gobierno no se dejó amilanar y logró sentar otro precedente a favor de la transparencia. Nada más necesario en el sector para recuperar legitimidad en medio de escándalos de corrupción, cuidar las finanzas y, lo más importante, proteger la salud de los ciudadanos.

Esta será quizás la última medida del gobierno saliente en este frente. Atrás quedan otros hitos que vale la pena recordar. En diciembre de 2016, la puesta en marcha de Mipres, la aplicación para prescribir medicamentos excluidos del plan de beneficios, empezó a dar luces sobre cómo ciertas prescripciones de alto costo se concentran en ciertos profesionales de la salud. En abril de 2018, más de treinta asociaciones de pacientes suscribieron un pacto por la transparencia por medio del cual se comprometen a revelar quiénes las financian. Y la semana pasada, a instancias de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, la industria farmacéutica nacional y multinacional que opera en Colombia, representada en sus gremios Afidro, Asinfar y la Cámara correspondiente de la Andi, se comprometió, entre otros acuerdos, a renovar sus códigos de ética y regular mejor su relación con compradores y distribuidores.

El gesto, tanto del Gobierno como de las farmacéuticas y los pacientes, es valiente y debe ser ejemplo para otros gremios de la salud. Todos deben subirse al tren de la transparencia.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.