En el centro de Bogotá

En el centro de Bogotá

Recuperar sus barrios y sus plazas es importante para el desarrollo económico de la ciudad.

28 de septiembre 2016 , 07:41 p.m.

Bogotá fue su centro hasta hace apenas 80 años: en su centro histórico sucedieron los duelos, los gritos de independencia, las revueltas, las misas, los magnicidios, las tertulias, los debates entre los partidos políticos tradicionales que dieron forma en gran parte a lo que ha sido Colombia en estos tiempos, pero ni los ciudadanos que pasan por esas calles cargadas de sentido, ni los gobernantes que han estado enfrentando los males urgentes de la ciudad como mejor han podido han encontrado del todo el tiempo para devolverle el brillo a un lugar de la capital que guarda las claves de nuestra Historia.

Sería una injusticia típicamente bogotana negarles las buenas intenciones y los logros a las anteriores administraciones de la ciudad –todas han contado con funcionarios preparados e investigadores serios que han creído y han luchado– en materia de recuperación de su centro histórico. Pero, para que no se pierda el esfuerzo de alcaldías anteriores y se reivindique la vocación refundida a restaurar el pasado, resulta importante destacar la noticia de que el actual gobierno de la ciudad pretende recuperar 1.000 hectáreas del centro: “desde los cerros, arriba de la Circunvalar, hasta la plaza España, y desde la plaza de las Cruces hasta el panóptico del Museo Nacional”, ha dicho Mauricio Uribe, el director del Instituto de Patrimonio.

Por el centro histórico de Bogotá pasaron las heroínas, los políticos, los poetas, los soldados, los curas, pero, sobre todo, pasaron los antepasados de tantos colombianos de hoy en día: recuperar sus barrios y sus plazas con convicción y con vigor, ahora que el país trata de honrar sus luchas del pasado, es inteligente desde el punto de vista del urbanismo, es importante para el desarrollo económico de la ciudad y es clave para no perder el trabajo de tantos profesionales que han creído en esa restauración, pero también es un mensaje claro en un país que ha tenido serios problemas de memoria.

Como ha dicho el director del Instituto, la recuperación no se dará de la noche a la mañana, pero convertirla en una política es un paso que puede transformarlo todo.

editorial@eltiempo.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA