Editorial: El mejor de los respaldos

Editorial: El mejor de los respaldos

El Nobel de Paz es un gran reconocimiento a la perseverancia del Gobierno, y a las víctimas.

07 de octubre 2016 , 08:34 p.m.

Colombia había amanecido todos los días de esta semana con la pesada sensación de que, luego del plebiscito del domingo pasado, después de las marchas pacíficas, las polémicas y las reuniones de última hora en procura de un consenso, aún faltaba mucho para la reconciliación.

La noticia de que el presidente Juan Manuel Santos había sido reconocido por el Comité noruego con el Premio Nobel de la Paz, una sorpresa tras tantos días de pesimismo, no solo sirvió de antídoto al derrotismo y la confrontación, sino que reafirmó las esperanzas de los millones de colombianos que han estado reclamándoles a sus líderes que no pierdan esta oportunidad de oro para desterrar las armas y la violencia de nuestra democracia.

Este Nobel de la Paz, el galardón más significativo y más visible de su especie, es sin duda un reconocimiento más que merecido a la perseverancia, al coraje del presidente Santos –que le ha apostado su nombre y su biografía a terminar un conflicto que ha marcado a Colombia en las últimas seis décadas–, y un espaldarazo a los negociadores de ambas partes que, después de seis años de trabajo (incluida la etapa de encuentros exploratorios), han conseguido firmar aquel primer acuerdo que en estos momentos está siendo revisado, y que han ido contagiando a una buena parte de la sociedad colombiana de la ilusión de alcanzar un país que deje de repetir sus errores.

Pero el segundo Nobel que recibe Colombia, luego del Nobel de literatura que obtuvo Gabriel García Márquez hace más de treinta años, es además una demostración de fe, venida desde un mundo que tiene los ojos puestos sobre nuestro proceso, un reconocimiento al valor con el cual millones de víctimas han sobrevivido el dolor que ha sido una constante en el último medio siglo, un estímulo inmejorable para que el pueblo colombiano en pleno se comprometa con la causa de la paz y –según las propias palabras del Comité– un llamado a conjurar “un peligro real de que el proceso llegue a su fin y la guerra civil estalle de nuevo”.

En los últimos años, si no desde el principio, han recibido el Premio Nobel de la Paz figuras como el disidente chino Liu Xiaobo “por su lucha no violenta y duradera por defender los derechos humanos en China”, el presidente norteamericano, Barack Obama, “por sus extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional” o los delegados de la Unión Europea “por su contribución durante seis décadas al avance de la paz y la reconciliación en Europa”.

Han sido premios merecidos, por supuesto, pero también han sido maneras de celebrar, alentar e incitar al fin de los conflictos. El presidente Santos recibe el Nobel en nombre de todos los colombianos, pues, como un reconocimiento a la resistencia de sus víctimas y un homenaje a la vocación democrática de esta nación, que en los últimos seis años ha insistido en resolver sus crisis por medio del diálogo: “Por sus decididos esfuerzos para llevar a su fin más de 50 años de guerra civil en el país”, dice la declaración del Comité.

Pero también lo recibe para comprometer aún más a Colombia con la resolución de una confrontación que le ha conferido una identidad que no merece, y para devolverle la esperanza que tenía refundida al principio de la semana.

editorial@eltiempo.com

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA