El mal momento de Macron

El mal momento de Macron

Varios hechos lo han puesto en una situación inédita y particularmente agresivo con la prensa.

26 de julio 2018 , 11:45 p.m.

Pudo haber sido un asunto menor. Pero el desastroso manejo que el Gobierno francés le dio al hecho de que una persona cercana al presidente Emmanuel Macron haya asumido funciones de policía y golpeado a dos manifestantes, el pasado 1.° de mayo, tiene al mandatario atravesando la peor crisis de su poco más de un año en el poder.

Macron, como testigo de excepción, venía de usufructuar el formidable triunfo de su selección nacional en el Mundial de Fútbol de Rusia y se aprestaba a disfrutar de un verano tranquilo, en el que la sequía informativa es característica. Pero se fueron sumando aguaceros que lo han puesto en una situación inédita y particularmente agresivo con la prensa, a la que acusa de decir “muchas tonterías”. El principal partido de oposición, el conservador Los Republicanos, presentó ya una moción de censura que tal vez no prospere, pero que sirve para medir la temperatura de un gobernante que luce atropellado y desorientado.


En el centro de la polémica está Alexandre Benalla, joven que en principio fue identificado como jefe de seguridad luego como guardaespaldas, y cuyo rol aún no es claro, además de ser filmado agrediendo a los manifestantes. El secretario general del Elíseo, Alexis Kohler, tuvo que salir a explicar que Benalla no es guardaespaldas ni forma parte de una policía paralela privada para proteger a Macron, sino que es el enlace entre el dispositivo de seguridad y la jefatura del gabinete. El propio Benalla, en una entrevista con Le Monde, el diario que ventiló el escándalo, dijo que su función era ocuparse de los asuntos privados del presidente.


Más allá de Benalla, lo que preocupa a los franceses es la percepción de que desde el Elíseo se haya intentado encubrir al personaje, con lo que el discurso de transparencia y renovación del joven mandatario quedaría en el papel. Ojalá no sea así, porque él, junto con el premier canadiense, Justin Trudeau, se ha convertido en una bocanada de aire fresco en un ambiente político internacional saturado por Trump, Putin y demás seudocaudillos.

editorial@eltiempo.com 

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.