El chiste flojo de Morales

El chiste flojo de Morales

El presidente de Guatemala falló en el intento de expulsar a quienes le investigan por corrupción. 

31 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

Guatemala está en un momento crítico de su historia. Con un Estado secuestrado por mafias que desde hace años tienen al país entre el expolio y la corrupción, la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) es uno de los pocos instrumentos que les quedan a los ciudadanos para que su país no termine convertido en un Estado fallido.

De ahí que haya despertado tanta preocupación en la comunidad internacional el intento, afortunadamente frustrado, del comediante y presidente del país, Jimmy Morales, de declarar persona non grata y de expulsar al exmagistrado colombiano Iván Velásquez, que, al frente del organismo y con el apoyo de la Fiscalía, ha asestado golpes tan certeros como el desmantelamiento de la denominada mafia de ‘la Línea’, concentrada en la defraudación aduanera y tributaria y por la cual el expresidente Otto Pérez Molina y su vicepresidenta, Roxana Baldetti, están siendo procesados y tras las rejas.

Guatemala

Ciudadanos expresaron a una sola voz su respaldo al titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el colombiano Iván Velásquez.

Foto:

Reuters

Pero la Cicig no se detuvo ahí y, apoyada en su mandato internacional y en una sociedad civil activa y comprometida, ahora va por Morales, para que sea despojado de la inmunidad de su cargo e investigado por la financiación ilegal de la campaña que lo llevó al poder en el 2015. De hecho, ya un hijo y un hermano del Presidente están en prisión provisional por fraude fiscal.

Por supuesto, los grupos antes intocables no se iban a quedar quietos y desataron un pulso institucional en el que la Corte de Constitucionalidad tomó partido por el colombiano, que se queda a terminar una tarea considerada modelo, aunque hay sectores del país que la creen injerencista y violatoria de su soberanía.

La Cicig se creó en el 2006 por un acuerdo de la ONU con el Gobierno guatemalteco para ayudar a la lucha contra los cuerpos ilegales de seguridad o paramilitares, y también para combatir la corrupción. Y Velásquez, que se hizo célebre en Colombia por su lucha contra la ‘parapolítica’ y como tercer magistrado a cargo del ente, ha tenido un protagonismo indudable y un apreciable nivel de reconocimiento. Lo deseable es que la sensatez prime en ese querido país y que la justicia se abra paso.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.