Editorial: El arranque de Peñalosa

Editorial: El arranque de Peñalosa

El Alcalde consiguió lo que se propuso, especialmente los recursos para la Bogotá que sueña.

26 de diciembre 2016 , 07:47 p.m.

Enrique Peñalosa termina su primer año de gobierno con todo a su favor. Ninguna administración que se recuerde puede mostrar el récord de iniciativas avaladas tanto por el Concejo como por el Gobierno Nacional: un plan de gobierno que bordea los 90 billones de pesos para el cuatrienio, la creación de la empresa Metro, el visto bueno para la venta de la ETB y la enajenación de acciones de la Empresa de Energía; la creación de la Secretaría de Seguridad, el nuevo esquema de salud, entre otras.

En gestión, no ha pasado desapercibida la recuperación de espacios públicos, el arranque del cable en el sur –concebido en la pasada administración–, los diseños para la troncal de TransMilenio por la carrera 7.ª, el fin de la olla del ‘Bronx’ y la culminación de obras que venían con retrasos de casi una década.

Y tal y como sucedió en su primera administración –hace 15 años–, lo ha hecho con un estilo más gerencial que político, algo que irrita a sus detractores que le viven enrostrando eso: no reparar en las críticas por las decisiones que toma. Él tiene la obsesión de terminar la ciudad que empezó a tejer en 1998, precedido por Antanas Mockus, pues sostiene que en los últimos gobiernos el atraso en infraestructura fue evidente y ha sido la causa de tanto inconformismo, especialmente en movilidad y seguridad.

Pero también es cierto que –igual que hace 15 años– las encuestas no lo favorecen. Es el burgomaestre con más baja popularidad entre las principales capitales. ¿Qué explica esa aparente contradicción entre alguien que lo consigue todo y una imagen desfavorable de casi 80 puntos?

Si bien el primer año suele ser de ajustes, de poner la casa en orden, en esta ocasión Peñalosa lo hace a costa de gobiernos de izquierda que mandaron en la ciudad por 12 años, que priorizaron otros temas –distantes a los que concibe el actual Alcalde– y que aún resienten la derrota. Sin embargo, hay allí un legado que no le da tregua.

El problema es que esas rencillas políticas no le dicen nada a la gente, que está midiendo a Peñalosa no tanto por lo que hicieron los otros sino por las expectativas que creó. Más allá de si Moreno se robó a Bogotá o Petro la estancó, los bogotanos quieren soluciones a sus problemas más inmediatos: el raponazo, el bus demorado, los trancones... Y eso lleva tiempo.

Por otro lado, el Alcalde ha tomado decisiones difíciles e impopulares, pero necesarias. En ese sentido, ha asumido un costo político que otros no asumieron y eso hay que abonárselo.

Finalmente, están los jóvenes. El gobierno debe conectar más con ellos, que, amparados en las redes, suelen castigarlo con y sin razón. Y es entendible. Se trata de la generación que creció con TransMilenio y con el discurso ambientalista y animalista, y son los que padecen hoy las vicisitudes de una ciudad que no es la de hace 15 años. Y la misma que es particularmente sensible frente a ciertas actitudes soberbias del mandatario.

El desafío para Peñalosa y su equipo está, por un lado, en convencer a esa nueva ciudadanía a través del lenguaje común de la bici, la protección del medioambiente y, por otro, contener la impaciencia de la gente que lo eligió. Algo que no se hace con acciones populistas, como en el pasado, sino con resultados a corto y mediano plazo.


editorial@eltiempo.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA