Dos ‘matones’ que se hacen fieros

Dos ‘matones’ que se hacen fieros

El espectáculo infantil entre Donald Trump y Kim Jong-un es una seria amenaza para la paz mundial.

10 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

De no ser porque del desenlace de sus bravuconadas depende la paz mundial, el espectáculo de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, no sería nada distinto para millones de personas en el mundo que una reminiscencia de cuando dos ‘matones’ de colegio se mostraban los dientes en el patio de recreo.

Pero ocurre que mientras uno es el líder de una superpotencia con armas nucleares, el otro está al mando de un país que en el último tiempo ha dado pasos certeros en la misma vía, aun a expensas del bienestar de su población.

El caso es que Trump, haciendo gala de su retórica incendiaria –nunca mejor dicho–, le advirtió el martes a su homólogo que sobre su país lloverían fuego y furia, como no lo había visto el mundo, de continuar Jong-un con sus pruebas de armas de largo alcance.

Corea del Norte

Corea del Norte amenazó con atacar las bases militares de Estados Unidos en la isla de Guam horas después de que el presidente Donald Trump elevara el tono de sus advertencias a Pyongyang.

Foto:

EFE

A Washington le inquieta sobre todo el propósito norcoreano de elaborar una ojiva nuclear de un tamaño que le permita ser transportada por uno de estos misiles, plan que, según recientes reportes, ya presenta avances concretos. En respuesta a la amenaza, el temperamental líder del país comunista afirmó estar listo para atacar la isla de Guam, ubicada en el Pacífico occidental, que se encuentra bajo soberanía estadounidense y es sede de una importante base naval de este país.

En este contexto, la diplomacia es, sin lugar a dudas, la alternativa, pero cuán difícil es que funcione. Lo saben los mismos diplomáticos de Estados Unidos, que contienen la respiración cada vez que el comandante en jefe abre la boca. Las Naciones Unidas han aprobado endurecer las sanciones a Corea del Norte, con el raro apoyo de Rusia y China. En reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, celebrada el martes en Manila, los representantes de Pekín dijeron estar 100 % dispuestos a hacerlas cumplir, sin importar que se trate de un histórico socio.

Expertos afirman que existe todavía un lapso para que las amenazas de Pyongyang tengan pleno asidero. Margen de tiempo en que la diplomacia deberá emplearse a fondo, en un esfuerzo que debe involucrar a toda la comunidad internacional. Es lo que procede cuando quienes no siempre están en sus cabales tienen a la mano tanta capacidad de daño.

- editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA