Del taxímetro a la tableta

Del taxímetro a la tableta

Los taxis de Bogotá dejan atrás un sistema de cobro obsoleto, servirá si se garantiza mejor calidad.

30 de julio 2017 , 11:43 p.m.

Pasar del taxímetro a la aplicación virtual es como pasar del caballo al carro o de la máquina de escribir al computador o de la nomenclatura al Waze. Es la evolución de los tiempos que se da a una velocidad abismal.

La Alcaldía de Bogotá acaba de dar otro paso en ese sentido. Ya lo había hecho con sus zonas wifi gratis y con una aplicación para denunciar hechos delictivos a través de la plataforma Seguridad en Línea. Cada vez más la automatización copa los espacios de nuestro diario vivir. Ahora se anuncia la entrada, en las próximas semanas, de otra aplicación por medio de la cual los usuarios de taxi no solo podrán pedir el servicio sino que sabrán, de forma anticipada, la ruta, el tiempo que toma el recorrido y el costo de la carrera, uno de los mayores dolores de cabeza de la gente y motivo de permanente confrontación con los conductores. El 43 por ciento de los reclamos contra el gremio de taxistas tiene que ver con este asunto.

Tan pronto se conoció la noticia, una ola de comentarios se desató a través de redes sociales, cómo no, a favor y en contra de la medida. Por un momento hubo la sensación de que la gente cuestionaba el paso que se quería dar. Algunos porque mantienen un odio visceral hacia los taxistas, otros le vieron oportunismo económico, algunos señalaron que era para sacar a Uber de las calles. Los más sensatos lo vieron como lo que en realidad es: pasar del viejo modelo del taxímetro –que dio origen a la famosa expresión ‘muñeco’ para significar que a través de él se estafaba a la gente– a una herramienta que beneficia al pasajero y ya funciona en otras capitales del mundo. Y hay que decirlo: es también el reconocimiento de que se perdió la eterna guerra contra los desmanes que se cometían con el modelo de cobro por unidades por medio de aparatos de dudosa calibración.

Ha explicado en este diario el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, que el asunto se planteó desde el inicio del gobierno y que en su diseño final se ha venido trabajando hace cuatro meses. Y advierte que cualquiera de las aplicaciones que se adopten, bien por parte de las empresas o innovadores que quieran ofrecerlas, tendrán que estar homologadas por el Ministerio de Transporte, tener el algoritmo que calcula la tarifa, garantizar que en ella estén los datos del taxista, que la gente pueda quejarse en línea e, incluso, calificar el servicio. Lo que no queda claro es quién administrará toda esta información y la que suministre el pasajero; hay que garantizar un mínimo de seguridad en tiempos de ‘big data’.

Y sobre la tarifa, el otro eje de la discusión, las diferencias no son muy marcadas. Seguirán el famoso banderazo, la carrera mínima y los recargos, pero no se plantea la tarifa ‘dinámica’ que emplea Uber y que es objeto de reclamos.

Eso sí, se tiene en cuenta el factor de calidad del vehículo, lo que obligará a la modernización de la flota de taxis viejos y frágiles. El nuevo incremento, que se anunció ayer, solo podrán adoptarlo los vehículos que ya cuenten con la aplicación.

Ahora bien, si todo esto no se acompaña de una mejor actitud de los conductores, de un servicio de calidad, confiable y que mejore la relación taxista-usuario, el esfuerzo habrá sido inútil.

editorial@eltiempo.com.co

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA