Cuantas veces sea necesario

Cuantas veces sea necesario

No se puede dejar de denunciar la marcha de Maduro hacia un régimen que desconoce a su pueblo.

05 de julio 2017 , 12:00 a.m.

Cuantas veces sea necesario, habrá que dedicar estos renglones para decir que lo que está sucediendo en Venezuela no es aceptable desde ningún punto de vista. Que el pueblo venezolano se merece algo mucho mejor que el actual estado de cosas, ese en el cual del Estado de derecho no quedan sino unas leves formas, un débil cascarón que también empieza a resquebrajarse.

Y sin estructura –y cada vez más sin fachada–, lo natural, como en efecto ocurre, es que lo demás también se desmorone. Que todo cuanto se había construido en torno al régimen político, comenzando por la economía, implosione. Ahí está Nicolás Maduro decretando un nuevo aumento del salario mínimo por tercera vez en el año, como quien receta un analgésico a un paciente que pide a gritos ser internado en la unidad de cuidados intensivos. Dicha alza fue, en el momento de escribirse estas líneas, del 50 por ciento, en un contexto en el cual la inflación, según ha estimado el Fondo Monetario Internacional, será al terminar el año del 720 por ciento.

Que un pueblo pueda decidir sobre su futuro. Es eso y nada más lo que se pide

Ahí está la arremetida del Ejecutivo contra la fiscal general, Luisa Ortega. Esta es una prueba fehaciente de que ya ni siquiera hay interés en cuidar las formas. En una movida que, de no ser por lo que implica, podría inspirar una pieza de teatro del absurdo, incluso se ha argumentado que no está en sus cabales justamente una de las pocas figuras que han demostrado lo contrario dentro del chavismo.

Y, mientras tanto, las ramas del poder son bandos rivales en una guerra que solo deja víctimas colaterales, y las pone el pueblo. Empezando por las fatales, cuya cifra ya ronda el centenar, y siguiendo con esa inmensa cantidad de venezolanos para quienes cada nuevo día es una gesta, muchas veces de carácter épico. Mientras la Asamblea ratifica al vicefiscal general, Rafael González, el Tribunal Supremo de Justicia nombra en su cargo a Katherine Harrington. De ella se habían tenido noticias en 2015, cuando el Gobierno de Estados Unidos la sancionó junto con otros funcionarios congelándole los bienes y el año pasado, cuando, en un documento de solicitud de jubilación, reconoció que el norte en su desempeño público fue el activismo político. Ella asoma como la más probable sucesora de Ortega, cuya destitución en el marco de un proceso arbitrario parece inminente.

En una jugada que parece más desesperada que fríamente calculada, la oposición, desde su trinchera de la Asamblea Nacional, ha anunciado la convocatoria a un plebiscito para el próximo 16 de julio, antes de las elecciones para la asamblea constituyente que contra viento y marea se propone llevar a cabo Nicolás Maduro. De superar los innumerables obstáculos de toda índole que supone el montaje de una elección con tan escasa antelación, esta tendría el propósito de preguntarle al pueblo si está de acuerdo o no con tal iniciativa. Sería esta una consulta que, tal y como fue presentada, parece más idónea para saber qué piensa la gente que la del oficialismo, cuyas reglas de juego impiden que se imponga el sentir de la mayoría.

Que un pueblo pueda decidir sobre su futuro. Es eso y nada más lo que se pide. Pero a la luz de la tozudez de Nicolás Maduro, parece ser pedir demasiado.

- editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA