Corrupción en las FF. MM.

Corrupción en las FF. MM.

Se debe exigir que los recursos de nuestras Fuerzas Militares se blinden ante brotes de corrupción.

19 de abril 2018 , 12:00 a.m.

La Contraloría General anunciará en las próximas horas si declara de impacto nacional las indagaciones que ese organismo viene adelantando en la Agencia Logística de las Fuerzas Militares, un ente que maneja cerca de 600.000 millones de pesos para contratar toda suerte de obras, servicios, alimentación e infraestructura para el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.

Tal como lo reveló la Unidad Investigativa de este diario, ya están en curso varias investigaciones contra oficiales de alto rango que tuvieron a su cargo la administración de esos recursos durante los últimos tres años. Incluso, el subdirector de esa agencia hasta el 2016, capitán de navío Rafael Antonio Llinás, tuvo que regresar de Washington para rendir interrogatorio ante la Fiscalía por uno de los casos que se investigan e involucra a quien fue su segundo de a bordo, el capitán Roberto Carlos Ruiz, cuyos viajes al exterior se están chequeando.

Si bien el ministro Villegas dio un primer paso certero, los organismos de control deben señalar con nombre propio el puñado de uniformados involucrados.

Se debe exigir que los recursos de nuestras Fuerzas Militares se blinden ante estos brotes de corrupción. En el caso de la Agencia Logística, los organismos de control ya hablan de irregularidades superiores a los 15.000 millones de pesos. Si ese monto se une al escándalo que llevó al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, a clausurar este miércoles la Regional de Inteligencia Militar Estratégica Conjunta (Rimec) y el Comando Conjunto de Inteligencia (Cconi), serían casi 30.000 millones de pesos en entredicho.

Sobre este último capítulo, la revista Semana anticipó las investigaciones que ya adelantaba la Procuraduría por el desvío de gastos reservados que terminaban patrocinando, incluso, desplazamientos de generales contra quienes aún no se han anunciado medidas.

Si bien el ministro Villegas dio un primer paso certero, los organismos de control deben señalar con nombre propio el puñado de uniformados involucrados para que no se afecte a unas Fuerzas Militares que han salvaguardado la democracia en tiempos de guerra y tienen tal vez su mayor reto en el posconflicto.

editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.