Cataluña es España

Cataluña es España

Tras la declaración de independencia en Cataluña, el país ibérico afronta una seria encrucijada.

28 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

La más seria amenaza desde la conjurada aventura golpista del teniente coronel Antonio Tejero la mañana del 23 de febrero de 1981 es la que afronta España desde ayer, cuando el congreso regional catalán votó una resolución para aprobar la independencia con el fin de abrir una vía constituyente hacia una república.

El extremo, que no fue de ninguna manera sorpresivo dado el conocido talante irresponsable de los líderes independentistas catalanes tanto de la Generalitat como del parlamento, no es menor, y el gobierno de Mariano Rajoy, apoyado por el Partido Socialista y el centrista Ciudadanos, tomó la decisión de aplicar el artículo 155 de la Constitución –el cual suspende las autonomías–, y, en ese sentido, destituyó al presidente catalán, Carles Puigdemont, al parlamento regional y convocó elecciones para el próximo 21 de diciembre, en una reacción apegada a la ley contra los que quieren destruir de un mordisco la integridad territorial de España.

Más allá de todo el acervo jurídico que se maneja ante una encrucijada de semejante gravedad, dos son las condiciones que los independentistas catalanes no cumplen para que una iniciativa de estas tenga éxito. La primera, y más elemental, es que una aplastante mayoría de la ciudadanía quiera la independencia, lo cual, a pesar de lo visto en las calles, no es el caso catalán, pues en recientes mediciones y elecciones verificadas y con garantías, un 50-50 se disputaba las opciones, a veces, incluso, con ventaja para los unionistas, lo que, de hecho, ya está llevando a fracturas familiares intensas por la polarización. Guardadas las proporciones, como las sufridas por las familias venezolanas ante la emergencia de la ‘revolución’ chavista. Es tiempo de que las masas que no se quieren separar rompan su silencio.

La difícil situación se habría evitado con un pulso más firme de Rajoy y una dosis de sensatez de la dirigencia independentista.

Es más, la base del proceso catalán es el referendo del primero de octubre pasado, considerado ilegal no solo porque se hizo fuera de la Constitución, sino por no haber cumplido con los mínimos, ni en verificación, ni en conteo ni en censo electoral.

La segunda es que un nuevo Estado debe tener el reconocimiento internacional, y, al menos de momento, ningún país ha visto con buenos ojos el acto de este viernes. Por el contrario: han expresado su apoyo a la integridad territorial y consideran que el único interlocutor válido es el Gobierno de Madrid. Tampoco vemos en el catalán un pueblo oprimido, reprimido, explotado o sin acceso a la democracia, como para justificar una declaración unilateral de independencia que fue hecha más manipulando a la opinión pública, aprovechándose del entusiasmo ingenuo de amplios sectores de la ciudadanía catalana y siguiendo más el libreto de las noticias falsas que tanto éxito tuvo con el ascenso de Trump, el brexit o el plebiscito por la paz colombiano. La estampida de más de 1.600 empresas es otra señal negativa.

Pero todo esto se podría haber evitado si el gobierno de Rajoy hubiera tenido mejor pulso y los dirigentes independentistas hubieran obrado con algo de sensatez. Quizás esta vez Rajoy sí acierte. Los independentistas ya no tendrán cómo rectificar tanto daño hecho.

- editorial@eltiempo.com

Celebración en Cataluña

Miles de personas se han concentrado este viernes en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona, ante el Palau de la Generalitat, sede del gobierno catalán, para festejar.

Foto:

Quique Garcia / EFE

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA