Editorial: Buen regreso a casa

Editorial: Buen regreso a casa

Este fin de semana, las autoridades necesitan más que nunca la colaboración ciudadana en las vías.

06 de enero 2017 , 07:44 p.m.

Con este puente de reyes se acaban las fiestas de fin y comienzos de año y llega la hora de retorno para retomar labores y estudios, con el espíritu renovado y lleno de nuevos empeños.

El ideal, lo deseable y el máximo propósito debe ser que todos regresen sanos y salvos a sus hogares. Para ello, cada quién debe tomar todas las precauciones, ayudados por las autoridades, que deben hacer su mejor esfuerzo, pero necesitan la colaboración ciudadana.

En este diciembre, por desgracia, hemos visto graves accidentes en las carreteras, como esta semana en Puerto Salgar, Cundinamarca, con cinco muertos y 24 heridos, y San Gil, Santander, entre otros, en que se han perdido valiosas vidas, o han resultado personas con graves lesiones, ya sea por imprudencia de alguien, por no atender normas de tránsito, por fallas mecánicas. Estos dolorosos dramas tienen que ser conjurados, y para ello la prudencia es la mejor compañera de viaje.

Decimos esto pensando en que idos los Reyes Magos a su año de descanso, por nuestras vías nacionales entre mañana y el lunes se calcula que rodarán más de 4 millones de vehículos, que serán monitoreados, pero sobre todo acompañados por 70.000 uniformados de la Policía, a quienes hay que atender en sus advertencias.

No sobra recalcar recomendaciones como las de que los vehículos deben estar en buenas condiciones y traer a la mano el kit de carreteras, los documentos al día, que no se debe abusar de la velocidad y del cansancio; que cada señal de tránsito tiene una poderosa razón de ser; que no hay que traer sobrecupo; desde luego, no mezclar gasolina con licor, entre muchas otras. Están de por medio nada menos que la vida propia, la de nuestros seres queridos y acompañantes y las de los demás viajeros que van en el carro del otro carril.

Lo deseable es que el retorno sea parte del paseo, sin prisa, con respeto por el otro. Y que las autoridades, aparte de mano amiga, sean severas, que inmovilicen al que viole las normas, porque, más que una multa, están salvando vidas. Así que solo queda decirles a los millones de viajeros, serenidad, mesura y feliz retorno a casa.editorial@eltiempo.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA