Bolt: una carrera para la historia

Bolt: una carrera para la historia

Se despide un atleta impresionante. Seguramente pasarán muchos años sin que nadie lo supere.

09 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

En el Estadio Olímpico de Londres, en el Mundial de Atletismo, como es natural, se fue el pasado sábado uno de los deportistas más grandes, más queridos y admirados del siglo: el jamaiquino Usain Bolt, el hombre más rápido de la historia, otro ‘hijo del viento’, como se le conocía al estadounidense Carl Lewis, a quien le batió las marcas.

Todos querían verlo salir, en su última carrera, con la medalla de oro al cuello, pero se fue solo con una de bronce, que, entre otras cosas, es de las que menos tiene. Tuvo un mal arranque, como le pasó muchas veces, y en esta ocasión no logró sobrepasar a Justin Gatlin y Christian Coleman, que saben que le ganaron al mejor de todos los tiempos. Por eso, Gatlin, rodilla en tierra, le hizo la venia. Qué momento, porque, al mismo tiempo, el aplauso del estadio entero de pie retumbó en Jamaica y en el mundo.

Usain Bolt

El atleta estadounidense Justin Gatlin le hace una venia a Usain Bolt.

Foto:

EFE

No era para menos, pues se estaba despidiendo a un atleta impresionante, joven aún, quien este 17 de agosto cumplirá 31 años, pero que seguramente pasarán muchos años sin que nadie lo supere.

No será fácil relegar a ese humilde hijo de tendero, a ese rayo de las pistas que comenzó a ganar medallas en el colegio en su país, donde todos son atletas, quien a los 16 años ya era campeón mundial junior, el más joven en lograrlo.

Bolt nació para ser campeón y para ser una lección. Porque también merece colgarse una de oro a la perseverancia, pues, luego de su debut en los Juegos Olímpicos del 2004, comenzó a sufrir de una desviación de columna. Se sometió a todos los tratamientos y sacrificios para regresar a romper la historia, a lograr 11 títulos mundiales y 9 oros olímpicos en 100, 200 y 4 x 100. Y nada menos: a alcanzar 3 medallas de oro en esas modalidades en 3 juegos olímpicos continuos.

Ese hombre se fue de las pistas, pero queda en la historia como ejemplo de deportista transparente y de coraje. Porque también ha sabido ganar la carrera tan dura como es la fama. Y saber, así mismo, irse a tiempo, con toda la gloria encima. Porque saberse retirar para los deportistas es otra competencia interior muy difícil.

 - editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA