Moosh: persona no grata

Moosh: persona no grata

Los llamados ‘intocables’ de Taganga ya saben que están en la mira de las autoridades.

05 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

Dentro de un par de días, dos jueces decidirán si el israelí Assi Moosh puede regresar al país a pesar de haber sido expulsado por Migración Colombia, tras denuncias que lo sindican de ser el amo del turismo sexual, jugoso negocio que incluye drogas, menores de edad y el amedrentamiento a pobladores de Taganga, Magdalena, epicentro de sus acciones.

El personaje –que entuteló a Migración, pidiendo la reunificación de su familia–, llevaba 8 años en el país pese a que desde el 2009 el viejo DAS conoció de sus andanzas y antecedentes, que lo vinculan con una red de distribuidores de éxtasis, hachís y LSD desde Holanda. Pero no pasó nada. Ni siquiera cuando reporteros de este diario viajaron en 2015 a su búnker de Taganga y describieron las bacanales que se armaban bajo la fachada de un hostal: el Benjamín.

La tolerancia extrema de las autoridades locales ha permitido que se extiendan este tipo de oscuros negocios, convirtiendo el país en un destino sexual cuyos efectos ya empezaron a ser ventilados en reuniones de cancilleres y en agendas bilaterales.

Por eso es plausible la decisión de Migración Colombia de expulsarlo, con el argumento de que es un problema para la seguridad nacional y el orden público. A pesar de las amenazas verbales y jurídicas de Moosh, se logró sentar un precedente sobre la soberanía del país y, especialmente, sobre la protección de menores que estarían siendo vulnerados con esas prácticas.

Los llamados ‘intocables’ de Taganga ya saben que están en la mira de las autoridades, incluida la embajada de Israel, y que no pueden convertir poblaciones en zonas de tolerancia internacional, sin ningún límite ni control.

Pero la expulsión no es suficiente. Urge que las autoridades locales y la Fiscalía presenten pruebas para judicializar estas conductas. Solo así se podrán bloquear estrategias jurídicas de personas no gratas que persisten en convertir a Colombia en destino de pedofilia y drogadicción.

editorial@eltiempo.com

Assi Moosh, israelí expulsado

Assi Moosh será entregado al Gobierno israelí.

Foto:

Archivo particular

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA