Aplausos para Montería

Aplausos para Montería

Hay que apostar por un país con más ciudades intermedias, incluyentes y sostenibles.

27 de octubre 2016 , 07:55 p.m.

Es de aplaudir el logro alcanzado por Montería en el marco de la cumbre Hábitat III la semana pasada, en Quito. Allí fue elegida por la ONU como una de las diez ciudades más sostenibles del planeta. Junto con Quito fue además una de las dos únicas representantes del continente en un listado del que hacen parte, entre otras, París y Singapur.

El reconocimiento es fruto de un trabajo continuado de las tres últimas administraciones, incluida la actual, de Marcos Pinedo, quien repite en el cargo luego de haberlo ocupado entre el 2008 y el 2012. A él lo sucedió el actual consejero presidencial para las regiones, Carlos Eduardo Correa. Ambos gobernantes tuvieron el mérito de articular sus políticas para que los relevos, normales en la democracia, no afectaran aquellos programas exitosos que ya habían adquirido velocidad de crucero.

Se trata de iniciativas que buscan –como los actuales programas de movilidad sostenible, ambiente sano, verde urbano, recuperación del río Sinú y el que pretende consolidar a la ciudad como ‘agrópolis’ del Sinú– armonizar de forma virtuosa desarrollo urbano con protección del ambiente para así, de paso, generar calidad de vida.

Pero, además, se reconocen resultados cuantificables, como el aumento en la cobertura del alcantarillado –del 53 % al 86 %–, la disminución en 14 puntos porcentuales de la pobreza y la del desempleo en cinco puntos.

La inclusión en tan importante listado debe traducirse en un mayor interés de la ciudadanía por cuidar estos logros de cara al futuro. Es claro, y ejemplos abundan, que tales conquistas pueden diluirse si la gente no las valora, y la mejor forma de hacerlo es obligando a quienes gobiernan a rendir cuentas y tomando buenas decisiones cuando se trata de acudir a las urnas.

Pero también tiene una repercusión de carácter nacional. Y es muy concreta: un desafío para el futuro es que el desarrollo y las oportunidades para la gente no se limiten a tres o cuatro megalópolis. Un país con más ciudades intermedias, incluyentes y sostenibles, es un escenario al que hoy, sin duda, todos debemos apostarle.

editorial@eltiempo.com

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA