América: el fin de un largo purgatorio

América: el fin de un largo purgatorio

Sin que lo abandonara su fiel y multitudinaria hinchada, a la 'Mechita' le tomó un lustro regresar.

28 de noviembre 2016 , 08:26 p.m.

Para algunos, los diablos rojos, más que por el infierno de la B, pasaron por una suerte de purgatorio.

Y es que tras un ciclo de gloria excepcional, en el que conquistaron trece títulos locales en un lapso de apenas veinte años, además de cuatro subtítulos continentales, entre otros, el América de Cali vio cómo la crisis deportiva e institucional lo invadía al punto de causar la hecatombe de diciembre del 2011. Esa vez, en la serie de promoción frente a Patriotas de Boyacá, y por la vía de los cobros desde el punto penal, el que para entonces era uno de los dos equipos con más títulos del fútbol colombiano perdió el derecho a estar en la máxima categoría.

Sin que lo abandonara su fiel y multitudinaria hinchada, a la ‘Mechita’ le tomó un lustro regresar. Un proceso que, a juzgar por sus transformaciones, su reorganización, las lecciones aprendidas y, sobre todo, el haber logrado dejar atrás nubarrones de su pasado, los mismos que tuvieron a la entidad en la temida e implacable lista Clinton, resiste la comparación de marras con el purgatorio. Y es que, aunque tuvo mucho de infierno, y de ello pueden dar testimonio sus hinchas, lo ocurrido el domingo, cuando el triunfo sobre el Quindío le permitió el anhelado regreso, le da un sentido de redención, incluso purificación, a lo vivido en la B por los rojos de Cali.

Ahora no resta sino aplaudir el que a la primera división regrese un club que, como sucede con todos los grandes, además de equipo de fútbol, es un auténtico fenómeno social. Si alguna duda quedaba, basta repasar las imágenes de lo vivido el domingo en el Pascual Guerrero, en las calles de la capital del Valle y en distintos puntos de la geografía nacional en los que se celebró el final de la pesadilla.

Qué bien, pues, le hace al torneo local volver a contar con el América. No solo por la mística que, por su historia, garantiza como valor agregado a cada uno de los partidos que dispute, sino también por todo lo que su retorno ayuda a evitar que, por causa de la globalización y la tecnología, la liga local pierda su carácter de ritual masivo, semanal y popular.

editorial@eltiempo.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA