Ahorros que curan

Ahorros que curan

Colombia consolida una política farmacéutica que desde hace 5 años es un referente en el mundo.

10 de junio 2017 , 12:00 a.m.

El país debe recibir como una buena noticia la decisión de la Comisión Nacional de Precios de Medicamentos y Dispositivos Médicos, de someter 148 nuevos fármacos a control directo de precios, porque en esencia le significa un 36 por ciento de ahorros al sistema de salud y, de paso, consolida una política farmacéutica que desde hace cinco años se ha abierto un espacio como referente en este tema a nivel mundial.

Y aquí hay que aclarar que no se trata de medicamentos simples, sino de productos de carácter monopólico en su totalidad incluidos dentro del grupo de alto costo que, sin duda, son los elementos que exigen mayor erogación por parte del famélico sistema sanitario nacional, porque, valga resaltar, trescientos mil millones de pesos que se alivian con esta iniciativa cada año son bienvenidos dadas las actuales angustias financieras.

Sin embargo, más allá de estos beneficios palpables, la determinación da pie para reconocer en ella la seriedad de unas medidas audaces por las que pocos apostaban y que hoy permiten que cerca de mil productos se encuentren dentro de un paquete de control que tiende a aumentar con la aceptación de propios y extraños, incluida la misma industria farmacéutica.

Y aunque los aspectos económicos y administrativos son importantes, esta acción decidida toma más fuerza al saber que esta propende al acceso a herramientas terapéuticas de alta tecnología y gran avance para el manejo de enfermedades como el cáncer, la artritis, procesos degenerativos y alteraciones neurológicas, entre otros males de la población afiliada por la que responde en su totalidad el sistema de salud.

No sobra también, en torno a estos logros, hacer un llamado para que la prescripción ética y el empleo racional de estos productos por parte de todos los actores involucrados en su uso sean una constante. De nada valen estos ahorros si fácilmente se pueden fugar a través del desperdicio y la formulación sin necesidad.
No hay que olvidar que estos son insumos por los que pagamos todos.

- editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA