Editorial: Adiós a las autorizaciones

Editorial: Adiós a las autorizaciones

La resolución que suprime el engorroso trámite para la entrega de medicamentos es trascendental.

01 de septiembre 2016 , 07:40 p.m.

Eliminar las barreras que impiden que la gente pueda acceder a los servicios de salud a los que tiene derecho debe ser un objetivo ineludible de todos los actores que conforman el sistema de salud. Cualquier avance en esa dirección siempre será bien recibido.

De ahí que la entrada en vigencia de la resolución 1328 –del Ministerio de Salud–, que suprime las engorrosas autorizaciones que condicionaban la entrega de medicamentos por fuera del Plan Obligatorio de Salud (POS), es una medida trascendental. En otras palabras, desde ayer las fórmulas hechas por los médicos ya no las debe autorizar el Comité Técnico-Científico (CTC) de la EPS. Al respecto, puede decirse que la resolución no solo garantiza que, de manera automática, sin intermediarios y a través de una plataforma tecnológica –Mi Prescripción (Mipres)–, los pacientes reciban los medicamentos que les recetan, sino que, de tajo, les devuelve la autonomía a los médicos y pone en firme el proceso de reglamentación de la Ley Estatutaria de Salud, que elevó la salud al rango de derecho fundamental.

Son aportes importantes, que requieren, eso sí, férreos compromisos de los involucrados para evitar que la medida no termine convertida en un tiro de gracia contra las desvencijadas finanzas del sector.

Ello empieza por los médicos, que deben entender claramente que su valiosa autonomía tiene que –en forma inexorable– equilibrarse con rigurosos preceptos de autorregulación que, con las excepciones de rigor, hoy no pasan de ser meros enunciados. Es una situación que contrasta con la justificada vehemencia que han desplegado en la defensa del acto médico contra intromisiones indebidas, y que han plasmado en hechos de gran relevancia como la Ley Estatutaria y la eliminación de los CTC, promovidos por ellos.

No es exagerado decir que la chequera que maneja los dineros de la salud quedó en manos de los galenos, y el uso razonable de estos no debe ser inferior a su tarea de velar por la salud y la vida de sus pacientes. Aquí deben imperar las premisas de que a cada enfermo hay que darle exactamente lo que necesita, ni más ni menos, y de que del uso ético de los recursos depende el bienestar de muchos.

De igual modo, los afiliados han de tener presente que el sistema de salud no es un pozo sin fondo y ajeno, del que se puede echar mano sin límites a punta de exigencias suntuarias, caprichosas o sin sentido, no pocas veces aupadas por el aparato judicial.

No menos importante es el papel que el Ministerio debe desempeñar para afinar las herramientas técnicas y administrativas que permitan, de veras, que estas disposiciones favorezcan a la gente y no queden en el papel. Es urgente acelerar la marcha del modelo de atención, la conformación de las redes integradas de servicios, la depuración de las bases de datos y la mejora de los sistemas de información. Todos serían buenos aliados de la eliminación de los CTC.

En síntesis, es hora de consolidar un gran pacto social para generar entre todos los actores compromisos claros que pongan el derecho a la salud de la gente por encima de todos los intereses. La firma de esta resolución es un paso en procura de recuperar la confianza que tanta falta le hace al sistema de salud.editorial@eltiempo.com

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA