Una historia bien contada

Una historia bien contada

'Historia de Colombia y sus oligarquías' es una magnífica producción de Antonio Caballero.

14 de julio 2018 , 12:00 a.m.

Evocando los ya lejanísimos años de la educación secundaria en lo relativo a la materia que sirve de título a esta columna, empiezo por consignar algo con alta probabilidad común a mi generación y a las más próximas: que no obstante el entusiasmo con que algunos compartíamos el deleite deparado por la asignatura desde entonces llamada Historia de Colombia (en el colegio Sugamuxi de Sogamoso la regentaba un profesor incomparable llamado Gustavo Martínez), tan afortunada circunstancia no tuvo secuencia notable de matriculados en estudios universitarios: muy pocos alcanzaron nivel de licenciatura, raras veces de maestría y solo por excepción de doctorado.

Por diversas razones políticas y sociales que escapan tanto a mi formación profesional como a la intención registral de esta nota, me es imperativo admitir que, cuando menos desde avanzada la segunda mitad del siglo pasado a hoy, estudiar la Historia de Colombia no ha tenido la atención que merece del Estado, ni el miramiento institucional que demanda la sociedad contemporánea ni el cuidado en su divulgación y análisis que exigen los preceptos educativos destinados a la mejor y más completa formación de los educandos, al punto de que una ley de diciembre pasado quiere rescatar la importancia de esta disciplina y ha ordenado, de seguro con la mejor intención del mundo, que de nuevo sea obligatorio cursarla en el bachillerato.

Empero, inevitablemente esa disposición plantea, por fuerza más que por agrado, la disyuntiva de si conviene adoptar como material de estudio textos escritos hace 50 o más años y repetidos hasta el cansancio, para embarcar a los jóvenes en pesadas narrativas oficiales de hechos y personas siempre considerados “memorables” –guerras, gobernantes, políticos, violencias, desastres naturales, desquiciamientos institucionales, a lo sumo un escritor, dos poetas, un pintor y tres músicos–, o si, por el contrario, avanzado el siglo XXI urge enseñar y es necesario aprender Historia de Colombia lograda sin cánones preestablecidos, dogmatismos arcaicos, rigores académicos, estiramientos lingüísticos, pasiones banderizas, extravagantes invenciones, condenas anticipadas, desvaríos, prosopopeyas ni mentiras.

Estudiar la Historia de Colombia no ha tenido la atención que merece del Estado, ni el miramiento institucional que demanda la sociedad contemporánea.

Porque, en otras palabras, cuanto de veras puede rescatar el gusto de los colombianos, sin excepción, por leer Historia de nuestro país, es cualquier trabajo divulgado en texto escrito pero únicamente a condición de que en él prevalezcan: objetividad en el juicio, transparencia en el lenguaje, sencillez en la narrativa, recto criterio en el análisis, equilibrio en la valoración, credibilidad en las fuentes, condenación de las pasiones, desestimación de odios y amores de la naturaleza que fueren.

Y aquí diré por último lo que debí decir primero: que contra divulgaciones ampliamente conocidas en el país por su excesivo rigor material y casi macabra seriedad formal (sin desmedro, claro, de su probable versación autoral), yo me quedo con la 'Historia de Colombia y sus oligarquías', de Antonio Caballero (Crítica, 2018), delicioso compendio de esta materia, también caricaturizado por él mismo en 425 páginas que reiteran para sus fieles lectores sus condiciones de versátil, culto y originalísimo escritor y periodista que siempre lo han situado en lugar preponderante entre los medios de habla hispana.

Se trata de una magnífica producción, sencilla y elegantemente escrita, sin ánimo de odiosa erudición y en cambio sí con muchas voces de ironía y no menores rasgos de jocosa exageración, nada de lo cual desvirtúa su apego a la verdad que muestra, para enseñarla, nuestra Historia, con mayúscula.

VÍCTOR MANUEL RUIZ
vimaruiz@hotmail.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.