Moreno, asociados y cía. Ltda.

Moreno, asociados y cía. Ltda.

Martínez debe contarle al país quién lo indujo a confiarle la Fiscalía Anticorrupción a un orrupto.

12 de julio 2017 , 08:30 p.m.

Entre la actual oleada de noticias sobre corrupción en todos los niveles del sector público, y en especial de la justicia, ninguna tan repugnante como la que generó todo el escándalo, relativa al ¡fiscal anticorrupción!, Gustavo Moreno (con mención de su mujer, una abuelita, Leonardo Pinilla, juristas, populares litigantes, chisgarabises, etc.), detenido en flagrancia, retirado del cargo y en vísperas de extradición. Pero, además, el escrito del avieso sujeto, modosito y lacrimal, donde pide perdón urbi et orbi y justifica su desvergüenza en que “ese error” ¡lo puede cometer cualquiera!

En este caso particular, tras conocerse en detalle tamaño atropello a las fibras más sensibles de la institucionalidad colombiana, lo que muchos temen es que, habida la recepción que Moreno tiene en altos destinos de la Rama, en breves días se declare superado el “incidente”, se atemperen las voces censuradoras, se diluyan las responsabilidades, el tiempo siga su marcha y el indigno autor de tanta infamia se proclame víctima indefensa de la incomprensión colectiva, demande al Estado y obtenga cuantiosa “indemnización” apta para seguir delinquiendo, orondo, como todo impune.

El acto de corrupción de Moreno, consentido en altas instancias, no es el primero, ni el único ni será el último que se presente en el seno de la muy desprestigiada Rama Judicial

Y es que, como se sabe pero se calla por temor a represalias derivadas del poder, a despecho de su enorme gravedad, el acto de corrupción de Moreno, consentido en altas instancias, no es el primero, ni el único ni será el último que se presente en el seno de la muy desprestigiada Rama Judicial, en algunas de cuyas cabezas, como la Corte Suprema, parecerían persistir oídos sordos al pecaminoso proceder de conocidos litigantes, pernicioso reinado del tráfico de influencias, descarado intercambio de favores, durante los procesos electivos en que toman parte con candidatos impresentables o probadamente corruptos, todo ‘ordenado’ por exdignatarios suyos de ingrata recordación como usuarios de ‘puertas giratorias’ y otras insignias de perversión.

En esta oportunidad, cuando se ha comprometido nada menos que el buen nombre a que tiene derecho la entidad rectora de la política criminal del Estado (apenas reponiéndose de la debacle padecida bajo el trío Montealegre-Perdomo-Springer), el fiscal Martínez Neira, de prometedor desempeño para ganar la credibilidad ciudadana, tiene la obligación ineludible de contarle al país (caiga quien caiga) quién o quiénes lo indujeron (¿Bustos, Díaz, Ricaurte?) al craso error de confiarle la Fiscalía Anticorrupción a un corrupto cuyos mañas profesionales, consentidas por amigos extraviados en disfavores a la Rama, han vulnerado hasta los más elementales rudimentos éticos de nuestra justicia.

Si, como se ha conocido, a Moreno se le confió el manejo de un asunto tan delicado como el de falsos testigos en causas penales a menudo de gran impacto político y social, a su escogencia debía anteceder acreditación real de probada excelencia moral, quizás primero que relativa experiencia profesional, en manos corruptas fácilmente alterable. Qué pena (hay que anotarlo con respeto), pero decir que el protagonista de este delincuencial episodio fue nombrado en el cargo que bien pronto deshonró por haber superado la prueba del polígrafo y por recomendación de un funcionario de esa entidad no convence a nadie. Y el Fiscal lo sabe.

En franca vía de superación la maltrecha Fiscalía que recibió Martínez, sería del todo imperdonable que volviera al desastre por mero querer, como se dice, de una mano de corruptos empecinados en seguir socavando, a la sombra de las más altas instancias, la sagrada misión de administrar recta y cumplida justicia. ¡Basta ya!

VÍCTOR MANUEL RUIZ
vimaruiz@hotmail.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA