Medellín dijo: ¡hágase la luz!

Medellín dijo: ¡hágase la luz!

La ciudad tendrá eterno agradecimiento por este empuje que se le da a una movilidad sostenible.

22 de abril 2018 , 03:08 a.m.

En Medellín rueda el primer bus eléctrico del sistema masivo Metroplús. ¡Ufff!... cuántos debates, cuánta tinta derramada, cuánto saboteo a quienes defendimos hace 10 largos años el Metroplús eléctrico, que se hizo de gas por decisión de la Alcaldía con base en argumentos de tiempo y dinero.

Hoy, cuando veo desde mi balcón la nube negra sobre El Poblado, pienso en lo que cuestan las malas determinaciones de nuestros elegidos. Pero hoy esta columna no es para dar una pelea, es para contar buenas noticias que pueden servir de aprendizaje para otras ciudades: Medellín va con toda en la implementación de un sistema de transporte público y privado cero contaminación. Las noticias que nos da el gerente general del Grupo EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, no pueden ser mejores. Ya hay 20 ecoestaciones en la ciudad para carga de vehículos eléctricos. Si usted compra uno de ellos, solo tiene que llamar y en un santiamén tiene en su casa o apartamento la instalación para carga y el pago se difiere en su cuenta de servicios Así que los 500 taxis eléctricos que llegan este año a Medellín tienen la infraestructura al día. Y ahora EPM se viene con otra perla: acaba de iniciar en el embalse El Peñol el primer parque solar flotante en Hispanoamérica. La consigna de esta administración es “aplicar toda la tecnología de punta en energías limpias”. ¡Bravo!

Estos logros son fruto de un proceso coherente. Investigadores de universidades como Eafit y la Pontificia Bolivariana se la han metido toda a la movilidad eléctrica. Esta última ha dado la batalla por el Metroplús eléctrico desde hace más de una década. El metro es eléctrico, el tranvía de Ayacucho también, los Metrocables igual, y ahora el Concejo ha decretado que todo la renovación de buses de Metroplús sea para vehículos eléctricos. El alcalde, Federico Gutiérrez, tiene mucho que ver con todo esto. Desde que fue concejal abogó por el tema y ahora ha declarado que “Medellín será referente en movilidad eléctrica para 2030”. Su claridad ha sido meridiana en este asunto, y la ciudad tendrá eterno agradecimiento por este empuje que le está dando a una movilidad sostenible.

En cuanto a la energía solar que ahora coge por los cuernos EPM, hay que decir primero que todo que este proyecto muestra la importancia del emprendimiento, que también está promoviendo Medellín como política pública. Detrás de este primer parque solar flotante está una firma colombiana, Erco, creada por estudiantes de Eafit que se dieron a la tarea de estar a la vanguardia en energía solar. EPM, a través de su Fondo de Capital Privado, adquirió el 40 % de esa compañía, como una forma de apoyar también este emprendimiento, y hoy ambas empresas se suben a la tarima para decir a la prensa con claro optimismo que “estos paneles solares flotantes permitirán utilizar mejor el recurso hídrico y mitigar riesgos de impacto climático en las operaciones, ya que esta energía solar se convierte en eléctrica”.

Los esfuerzos de EPM por estar a la vanguardia repercuten obviamente en el país y a nivel internacional. La empresa, dice su gerente, va a la vanguardia en energías renovables, pero se requiere aún un avance tecnológico en muchos frentes, como en lo relacionado con las baterías para los vehículos eléctricos, su peso, sus costos y su disposición final cuando termine su vida útil, logros que llegan desde muy diversos escenarios. Por ejemplo, en el caso de los buses de Metroplús, Andrés Emiro Díez, investigador de la UPB, insiste en que estos deben tener baterías más pequeñas e ir conectados a la vez a catenarias, para mayor eficiencia. El éxito final depende en gran medida de administraciones públicas sensatas que trabajen de la mano con la academia, y de estar atentos a los escenarios nacionales e internacionales.

Por ejemplo, en mi concepto, en cuanto a la promoción del gas natural para uso masivo, meta que ha estado en los planes de EPM, es un asunto que amerita debate. Ya el país sabe: tendremos que importar gas a partir de este año; hay un declive de la producción de gas, la exploración ha bajado, no hay suficiente infraestructura para su transporte. Aguas afuera en el Caribe hay reservas de gas importantes, pero, con la caída de los precios del petróleo, las compañías se quejan de que necesitan nueva legislación que motive la exploración. La importación de gas duplica los precios para el consumidor… Sin embargo hoy, cuando usted va a la firma Haceb a pedir parrillas mitad gas, mitad energía eléctrica, los vendedores le dicen ‘solo hay todo a gas’. ¿Y cuándo el gas falte, qué? Es una importante pregunta.

SONIA GÓMEZ GÓMEZ

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.