'Olla a presión con válvula tapada'

'Olla a presión con válvula tapada'

Lo claro es que esta olla de presión está a punto de estallar. Ojalá Venezuela evite la tragedia y entre ya en una transición democrática. El país y la región la reclaman.

04 de noviembre 2016 , 07:24 p.m.

Esa figura usó la consulta ampliada de los jesuitas de Venezuela para describir este tiempo de crisis orgánica del país, insoportable e insostenible. En su comunicado, mostraron cómo Venezuela padece problemas que no habían conocido las últimas generaciones. La lucha por la sobrevivencia empuja a vivir en shock, rabia y frustración. El empobrecimiento masivo y la escasez se traducen en hambre y miseria. La inseguridad se desborda en violencias diversas y difusas. El autoritarismo político y el predominio comunicacional imponen un mundo demagógico y falso. El tejido social se desvanece y la institucionalidad se vuelve sinónimo de corrupción e impunidad. Aumentan los saqueos y protestas, el discurso oficial vacío y la represión contra la oposición. Se ha roto la legitimidad de un gobierno de minorías electorales, pero con el control de los poderes públicos –salvo la Asamblea, a la que trata de anular–.

El 20 de octubre, el chavismo taponó aun más la válvula al bloquear el referendo revocatorio que abría una salida electoral. Además, el Consejo Electoral, que lo venía postergando y sobrecargando de requisitos, aplazó también las elecciones regionales de diciembre próximo. Esta anulación del derecho electoral, reclamado por tres de cada cuatro venezolanos (Datanálisis), fue calificada por la Asamblea como ruptura constitucional, y como golpe de Estado por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y la organización de derechos humanos Provea. El Episcopado dijo que “de no darse el referéndum, la crisis se hará cada vez peor”.

El Papa recibió a Maduro y envió emisarios que, el 30 de octubre, reunieron a las partes en una primera cita en la que acordaron volver a reunirse el 11 de noviembre con resultados en cuatro asuntos: institucional, electoral, económico-social y derechos humanos. Enseguida, el Gobierno liberó a 5 de los 111 presos políticos y al día siguiente el opositor presidente de la Asamblea dijo: “El Vaticano nos ha pedido (...) que los eventos y marchas programados para el próximo jueves de parte y parte sean suspendidos y nosotros creemos que es sensato acatar, a fin de evitar cualquier choque”.

La decisión de parar el juicio a Maduro y la marcha a Miraflores ha sido vista por muchos opositores como un triunfo del Gobierno en su intento de ganar tiempo y profundizar las divisiones de la MUD. Los estudiantes se han declarado en protesta permanente.

Voceros de la MUD defienden la asistencia al diálogo, porque fue convocado por el Papa, pero han declarado que si no hay gestos concretos el 11–liberación de los presos políticos, desbloqueo de la salida electoral, restitución de los diputados de Amazonas, reestructuración del Consejo Electoral, atención a la crisis humanitaria, restitución de las facultades de la Asamblea y autonomía de los poderes públicos– se levantarán de él y volverán al juicio a Maduro, a la calle y a la presión internacional.

Maduro respondió con una burla televisada: bailando salsa en su nuevo programa celebró las medidas de la MUD, llamó ‘terrorista’ al partido político de Leopoldo López, que no asiste al diálogo; amenazó con encarcelar a su vocero en la Asamblea y luego simuló meditar sobre la paz. Ahora advierte que “ni con votos ni con balas entrarán más nunca a Miraflores. Ni por las buenas ni por las malas... Deben dejarse gobernar por la revolución bolivariana”.

¿Cree Maduro que la omnipotencia militar lo hace inmune a todo o tendrá que aceptar cambios? ¿Conservarán los opositores su capacidad de presión? ¿Hará valer su mediación el Vaticano? Lo claro es que esta olla de presión está a punto de estallar. Ojalá Venezuela evite la tragedia y entre ya en una transición democrática. El país y la región la reclaman.

Socorro Ramírez

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA