La excusa del ‘mal’

La excusa del ‘mal’

Trump se vale del ‘mal’ con fines políticos para inhibir el debate sobre el control de armas.

10 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

En su mensaje a la nación un día después de la masacre en Las Vegas, Donald Trump caracterizó el incidente como un acto de maldad pura, como una vileza que no debería romper la unidad nacional, y exhortó a los estadounidenses a rezar para erradicar la maldad del mundo.

Esta no es la primera vez que un presidente republicano recurre a la figura del “mal” para hacer un pronunciamiento político con tintes religiosos. Para reforzar su oposición a las iniciativas que pedían el congelamiento en la producción de armas nucleares en EE. UU. y en la Unión Soviética, Ronald Reagan definió a la Unión Soviética como el “Imperio del mal” ante una congregación de evangelistas en 1983. En 2002, George W. Bush también inventó su propio “Eje del mal”, que incluía a Irak, Corea del Norte e Irán, para justificar la invasión de Irak.

A diferencia de sus predecesores, el mensaje de Trump tiene un destinatario nacional, no internacional, y su propósito primordial es crearle una dimensión humana y espiritual a Trump. También quiere presentarlo como el líder unificador del país en su hora de duelo, como si fuera posible que con un discurso olvidáramos su constante ánimo divisivo. En este sentido, apenas pronunciado el pésame no faltaron voces en la corte de aduladores que exaltaron la “claridad moral” de un hombre que durante toda su vida se ha conducido como si pensara que la moral, como decía el corrupto cacique mexicano Gonzalo N. Santos, “es un árbol que da moras”.

Según Trump, el tiroteo masivo en Las Vegas fue obra del ‘mal’, y sobre el ‘mal’ no se puede legislar

Otro objetivo de los escritores del mensaje que Trump leyó fue convertir el concepto del ‘mal’ en el protagonista de la tragedia, fue un intento por hacernos creer que esta matanza surgió espontáneamente y de la nada.

Es decir, nadie más que el tirador y el “mal” fueron los responsables de la masacre. Son los hombres malos los que matan, no las armas que utilizan los malos. Y, como el “mal” es un fenómeno incomprensible, sugieren Trump y sus secuaces, no deberíamos pronunciarnos sobre temas tangibles como, por ejemplo, el control de la venta de armas. “El mal no se puede regular”, dijo el republicano gobernador de Kentucky, Matt Bevin, y agregó: “Solo los oportunistas quieren politizar este momento de duelo”. Bevin es uno de los políticos favoritos de NRA.

Lo mismo dijeron otros esbirros de la Asociación en 2016, cuando un pistolero mató a 49 personas e hirió a 58 en un bar de la Florida. Y en 2007, cuando, en el campus del Tecnológico de Virginia, otro pistolero mató a 33 y dejó 17 heridos. También, después de la matanza, de 20 niños de entre 6 y 7 años de edad y 8 adultos en una escuela en Connecticut, en diciembre de 2012. Y en 1991, cuando un hombre que odiaba a las minorías étnicas y a las mujeres mató a 24 e hirió a 27 en una cafetería en Texas. Y la lista de horrores continúa en el tiempo y por todo el territorio nacional.

En EE. UU., donde vive el 5 por ciento de la población mundial, sucede un tercio de los tiroteos masivos que hay en el mundo, y ocurren en iglesias, escuelas, cafeterías, cines, centros de trabajo o bares, mientras que en el resto del mundo suceden cerca de instalaciones militares, y el asesino generalmente tiene solo un arma. Se calcula que en EE. UU. hay un arma de fuego para cada uno de sus 319 millones de ciudadanos, incluyendo a los niños. En la India, donde habitan más de mil millones de personas, hay 46 millones de armas.

Ante el peso abrumador de las estadísticas que revelan la persistencia de la violencia armada en Estados Unidos comparada con el resto del mundo, me pregunto si Trump se habrá dado cuenta de las implicaciones de su teoría del “mal” en el contexto mundial. ¿Querrá decirnos que, más que la exagerada proliferación de armas letales, el “mal” es una enfermedad que afecta solo a los estadounidenses?

SERGIO MUÑOZ BATA

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA