Hillary para presidenta

Hillary para presidenta

Como muchos votantes, yo también estoy harto de los políticos rimbombantes y exuberantes, y por eso votaré por Hillary Clinton, una mujer con el carisma del no carisma.

01 de agosto 2016 , 06:33 p.m.

En menos de 100 días sabremos quién es el próximo presidente de EE. UU., y el contraste entre los dos candidatos y sus agendas de trabajo no podía ser mayor. Nunca, en la historia de este país, la disparidad de ideas, de carácter, de preparación y de personalidad entre los dos candidatos ha sido tan abismal.

La política ha sido el universo de Hillary como activista de los derechos civiles, primera dama del estado de Arkansas y luego de la nación, senadora y secretaria de Estado. Clinton cree firmemente que el Estado juega un papel esencial de protección de la ciudadanía. Trump, por el contrario, es un vendedor de bienes raíces de mala reputación en el mundo de los negocios que quiere desarticular el papel del Estado y establecer un gobierno autocrático, con él como Il Duce. Trump “es un bribón”, como dijo recientemente Michael Bloomberg, el multimillonario neoyorquino, exalcalde de esa ciudad.

También son muy diferentes los seguidores de uno y otro. La Convención Demócrata fue una fiesta de optimismo y una celebración de la diversidad que define al país actual, amenizada por oradores de primera, como el presidente Barack Obama y su esposa, Michelle, Bill Clinton, Bernie Sanders, el general John Allen, el republicano Bloomberg, y celebridades como Meryl Streep, el basquetbolista Karim Abdul Jabbar y la cantante Kathy Perry.

La Convención Republicana fue un espectáculo apocalíptico, sombrío y fatuo, con un candidato que convirtió el escenario político en un reality show de televisión para asustar a la gente y ofrecerse como el salvador. La esposa de Trump hizo el papelón plagiando un discurso de Michelle Obama, mientras que Ted Cruz se rehusó a apoyar al candidato de su partido entre abucheos de los convencionistas. No sé cuántos delegados hispanos asistieron al cónclave republicano, pero sí sé que de los 2.470 delegados, 18 eran afroamericanos.

En mis cuatro décadas de practicar el periodismo en Estados Unidos he escrito sobre las convenciones de ambos partidos, pero nunca he sentido la ansiedad que siento ahora. Y aunque reconozco que fue histórico atestiguar el triunfo del primer candidato afroamericano a la presidencia en el 2008 y el 2012, nunca sentí que John McCain o Mitt Romney, los candidatos del Partido Republicano, representaran un peligro irremediable a la nación y al mundo, como siento ahora con Trump. No comulgué con sus ideas, pero respetaba sus convicciones.

Como muchos votantes, yo también estoy harto de los políticos que prometen el oro y el moro, y por eso quiero una presidenta como Hillary, que, sin aspavientos, cumpla lo que dice y haga lo que le dicten la razón y la experiencia. Una mujer cuyo profesionalismo, seriedad, capacidad, experiencia, tenacidad y falta de carisma me recuerdan a la canciller alemana, Ángela Merkel.

En la oposición lo que veo es a un negociante cuyos manejos financieros son tan oscuros como las declaraciones de impuestos que se ha negado a revelar. Detesto sus mentiras, su vulgaridad, el tupé, su falta de escrúpulos, su racismo, su misoginia, su forma de hablar, su egocentrismo y sus turbios vínculos con Vladimir Putin y sus asociados.

En otro momento de la historia de Estados Unidos, el triunfo de Hillary frente a un patán como Trump estaría asegurado. No este año. En una época en la que la gente quiere cambio: al pasado, los de Trump; y al futuro, los de Bernie Sanders, Hillary es la candidata de la continuidad, la reformista que aseguraría el legado de Obama, garantizando el seguro médico para el mayor número de personas posible, una reforma migratoria integral que protegería a los ‘soñadores’ de la deportación, una educación universitaria gratuita, un aumento del salario mínimo y de los impuestos a los más ricos. Por eso votaré por ella.

Sergio Muñoz Bata

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA