La ley no admite ignorancia

La ley no admite ignorancia

Este ecosistema lo vamos a defender con todo; la bahía de Cartagena tiene muchos dolientes.

30 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Cuando leo nuestro Código de Recursos Naturales Renovables y de Protección del Medio Ambiente, en su artículo primero, que reza: “El ambiente es patrimonio común. El Estado y los particulares deben participar en su preservación y manejo, que son de utilidad pública e interés social”. 

Me sorprenden las declaraciones del director de la Agencia Nacional de Infraestructura, que hace unos días estuvo en Cartagena cargado con un baúl de grandes proyectos a corto y largo plazo, entre los cuales destacó el dragado del segundo canal de acceso a la bahía, llamado Varadero, para permitir la entrada de los gigantescos navíos pospanamax luego de un siglo de contaminación, sin siquiera mencionar la existencia de una colonia de corales, verdaderos héroes del medioambiente, que, después de haber logrado sobrevivir a siglos de contaminación y sedimentación, ahora están en riesgo de desaparecer bajo el embate de unas dragas destructoras.

La prestigiosa revista Science recoge la preocupación que se ha venido gestando entre la comunidad científica y las organizaciones de conservación del coral.

Es que Varadero representa un ejemplo único en el mundo de cómo, a pesar de siglos de contaminación, este ecosistema mantiene una cobertura de coral promedio del 50 al 80 por ciento cuando, en general, los arrecifes del Caribe llegan máximo al 20 por ciento.

Además, Varadero es una oportunidad para estudiar cómo sobrevive el coral a la contaminación, al tráfico de embarcaciones y a los sedimentos, amenazas que están poniendo en peligro los arrecifes del mundo.

Pero este ecosistema lo vamos a defender con todo; la bahía de Cartagena tiene muchos dolientes, y todos estamos listos para anclar nuestras barcas frente a las dragas y salvarle la vida a esta población, tan heroica como la ciudad que la hospeda.
Así que, doctor Andrade, busquen otra ruta que impida lo que sería un verdadero ecocidio. Nos jactamos de que nuestro código ha sido escrito por los ángeles; evitemos que los demonios del desarrollismo a ultranza del progreso no sostenible priven al mundo de este ecosistema tan especial; además, la ley no admite ignorancia.

SALVO BASILE

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA