Jonrón de Telecaribe

Jonrón de Telecaribe

Desde el primer día de transmisión de 'Déjala morir' vivimos un momento histórico.

09 de marzo 2018 , 12:00 a.m.

Cuando la acostumbrada calma de mi apartamento se vio afectada por la frecuentación de jóvenes creadores que preparan un proyecto audiovisual, entendí que mis días de hamaca y lectura habían acabado, por lo menos temporalmente. Estaban en fase de preproducción de una serie de Telecaribe, 'Déjala morir', la bionovela de una de las grandes cantaoras de bullerengue, Emilia Herrera, la Niña Emilia.

Cuando me dejaron leer los primeros capítulos me convencieron, y presté mi casa hasta para alojar a artistas y técnicos venidos de afuera. Juan Manuel Buelvas es un productor y director cartagenero que le ha dado un vuelco total a nuestro canal regional, llegando, como gerente general, a enfrentarse a los gigantes de la televisión privada produciendo a la par de ellos. Alessandro Basile, quien fue gerente de producción de RCN, fue encargado de la dirección del proyecto, acompañado en la producción por el gestor cultural Edwin Salcedo y por Ramsés Ramos y un grupo de artistas y técnicos, casi todos cartageneros.

El verdadero milagro fue haber encontrado en el mismo Corralito a su protagonista, Aida Bossa, quien tuvo una experiencia única, una inmersión total en el personaje de Emilia.

Pero el verdadero milagro fue haber encontrado en el mismo Corralito a su protagonista, Aida Bossa, quien tuvo una experiencia única, una inmersión total en el personaje de Emilia, una mujer menuda pero de gran fuerza de carácter y una voz espectacular, quien vivió una vida llena de peripecias, pasando de la inopia y el rechazo a los grandes escenarios musicales de Colombia.

Desde el primer día de transmisión fue claro que se estaba viviendo un momento histórico para Telecaribe y la televisión pública en general. Por primera vez en treinta años de vida, un canal regional se enfrenta en franca lid con el Goliat de la televisión privada con sus presupuestos millonarios y le gana en rating y aceptación de público, que fue aumentando hasta el final de la serie para marcar números nunca vistos. Y en la ceremonia de los premios India Catalina, el milagro seguía con la entrega de la friolera de 13 estatuillas, desde el arte de Carlos Ríos, a la música, a los actores Aida Bossa, Estefanía Borge, Orlando Lamboglia –el niño revelación–, Éder Berrío; la fotografía de Rubén Fernández, al mejor director, a la producción, hasta llenar todas las bases con el premio a mejor telenovela, para batear así un jonrón con bases llenas que quedará en la historia de Telecaribe y la televisión pública.

SALVO BASILE

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.