La paz en las ciudades

La paz en las ciudades

Hay muchas preguntas cuyas respuestas pueden ser decisivas para el resultado del plebiscito.

07 de agosto 2016 , 12:16 a.m.

Para todo el mundo es más o menos claro que la paz en el campo tiene que traer consigo una mayor distribución de la tierra, acceso creciente de pequeños y medianos productores a los medios de producción, incluyendo crédito, asistencia técnica, tecnología, maquinaria, riego y vías de acceso. También se espera que aumente la cobertura de servicios básicos para la población rural y que la calidad de los servicios de educación y salud se equipare a la de las ciudades. Este panorama de progreso rural contribuiría a pagar la deuda social que el país tiene con los habitantes del campo y será un paso tardío pero necesario para cerrar la brecha entre las urbes y las zonas rurales que contribuye significativamente a que Colombia sea uno de los países con peor distribución del ingreso.

Sin embargo, como lo anotaba en un artículo anterior, los habitantes de los barrios populares de ciudades como Bogotá y ciudades y poblaciones de tamaño intermedio, aun los que están dispuestos a trabajar por el Sí en un próximo plebiscito, no tienen claro cómo van a contribuir el acuerdo de paz y la victoria del Sí a mejorar la calidad de vida en sus comunidades. No saben qué tiene preparado el Gobierno para el posconflicto en las urbes. Tampoco ven con buenos ojos que los promotores del Sí vayan a ser los políticos tradicionales de los partidos que apoyan al Gobierno, quienes son vistos como representantes de un estado de cosas que hay que abandonar para controlar la corrupción y emprender cambios necesarios y urgentes en el orden social.

Los jóvenes se están preguntando: ¿cómo se cambia el país? En un video con ese mismo título, que circula entre las organizaciones comunitarias de Ciudad Bolívar, en Bogotá, están diciendo que el cambio solamente es posible con líderes comprometidos con la comunidad y ajenos a la corrupción. Evocan a Luis Carlos Galán y a Jaime Garzón como ejemplos del liderazgo que hace falta ahora; y se inspiran en Martin Luther King y José Mujica como modelos de integridad y de influencia pacífica a favor del cambio, para rechazar la corrupción, la injusticia y el conformismo.

También hacen énfasis en la necesidad de crear mecanismos de solución de conflictos entre el Gobierno y la comunidad que no sean represivos, y le otorgan a la educación un papel esencial como ingrediente indispensable de esas nuevas formas de resolver conflictos sociales. En Colombia le hemos prestado mucha atención a la distribución de la tierra como factor positivo para reducir la desigualdad, y ha pasado inadvertido para muchos que el acceso igualitario a la educación es mucho más importante para lograr el mismo objetivo, empoderar a la ciudadanía y promover desarrollo.

Llama la atención que en esta discusión popular no aparezca por alguna parte la inquietud sobre la constitucionalidad de lo que se ha acordado en La Habana. No se hacen exigencias de castigar a los culpables ni hay preocupación por una eventual participación en política de los comandantes guerrilleros. Esos temas son para otros barrios y no son prioritarios para los habitantes de estas localidades populares.

Lo que les preocupa es el futuro de sus niños, el respeto por la vida, oportunidades para los jóvenes, la justicia, la seguridad, la educación, la salud, el empleo, la violencia organizada, la corrupción, no tener fuentes de financiación distintas a los prestamistas locales y, sobre todo, despertar la conciencia popular y fortalecer la capacidad de las comunidades de participar en las decisiones que las afectan. Se preguntan si en el posconflicto van a mejorar las oportunidades. La respuesta que reciban puede ser decisiva para el resultado del plebiscito en el medio urbano.

RUDOLF HOMMES

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA