Vaticinio

Vaticinio

También podemos gastarle un rato, al menos, a estar de acuerdo en que esto tiene que parar.

25 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

Respetados teóricos de la conspiración: quizás sus vidas dependan de ello, pero las Farc no se van a tomar a Colombia.

Ya ni siquiera se llaman las Farc. Y luego de 33 años de diálogos de sordos, y de negar, a sangre y fuego, que la política es lo contrario a la violencia, por fin han aceptado hacer parte de este país que ha sido la farsa de las reglas. Sí, esa lista de bienes para la reparación de las víctimas, que incluye “exprimidores de naranja”, es otra afrenta de las suyas, pero las Farc no serán la victoria de esa conspiración judeo-masónica-comunista contra el resquebrajado imperio católico, ni la venganza consumada del narcoterrorismo castrochavista que según los más alarmados se ha tomado hasta el sacrosanto Centro Democrático (sic). No van a quedarse con el poder que ha sido de pocos, sino que van a poner en riesgo el poder que han tenido a la fuerza en 242 municipios de este mapa.

Señoras, señores, respiren hondo. Sepan que desde hace siete décadas han estado cruzándose con desplazados, con desmovilizados, con gente que ha vuelto de la guerra. Hace un par de años entrevisté en la sala de espera de un hospital –para SoHo: santo Dios– a un sobreviviente que esperaba el nacimiento de su segundo hijo: me contó que un cínico paramilitar retirado lo saludó, “hola comandante”, en un mercado en Bogotá, y pudo contestarle “usted me tuvo secuestrado dos años, señor, no se haga el que es mi amigo”. Hace un par de meses un taxista me pidió que contara cómo una banda de aquellas le mató a su padre. Hace un par de semanas, mientras esperábamos el bus del colegio, un vigilante tolimense me dijo que se había ido de su pueblo el día en que la guerrilla le pidió su cosecha.

Señoras, señores, respiren hondo. Sepan que desde hace siete décadas han estado cruzándose con desplazados, con desmovilizados, con gente que ha vuelto de la guerra

Señoras, señores, sé que ustedes no le creen a la ONU cuando repite que las Farc han entregado 8.112 armas, 3.957 granadas de mano, 1.846 minas antipersonales. Sé que esa grotesca lista de bienes filtrada por el Fiscal, “traperos”, “sal de frutas”, “platicos”, revive la ira que la exguerrilla se ha ganado a pulso. Pero hagan su mercado en paz, sin ir mirando de reojo por las góndolas, pues nadie va a desabastecerles ni a entorpecerles el paso. No lean la simbólica e inaplazable prohibición del paramilitarismo como una rendición al marxismo, sino como un triunfo del Estado: se trata de creer en la ley, de recobrar la confianza en el ejército y de tenerle paciencia a la justicia. Puedo vaticinarles que dentro de poco Santos será lo que ustedes quieran menos un infiltrado del comunismo temido por el Priorato de Sión.

No se crean, a no ser que sean troles en pleno fin de mes, que esta es la columna de un enemigo enmermelado, ni el texto de un idiota útil a la “causa” del Mono Jojoy: es un simple llamado a no perseguir los síntomas, sino a remediar la enfermedad.

Me explico: podemos seguir a la caza de palabras que prueben que somos “fachos” o “mamertos”, podemos morir cebando nuestros odios y nuestros temores por los mismos espantos de siempre –guerrilleros, narcos, paracos–, pero también podemos gastarle un rato, al menos, a estar de acuerdo en que esto tiene que parar porque es capaz de parar: no puede ser que por culpa del conflicto en este año 69 después de La Violencia (d. V.) vaya a haber 145.906 mujeres víctimas de violencia sexual; no puede suceder, porque es la vuelta al bobo, que acudamos a caudillos y a constituyentes por miedo a volvernos Venezuela; no puede ocurrir que igualemos a los hampones con los que piensan lo contrario, ni puede pasar que sigamos prefiriendo a los sicarios que a los que no nos gustan: el colmo del paranoico es llenarse de enemigos.

Señoras, señores, que haya paz: nadie va a tomarse Colombia como un pueblo si consigue portarse como una nación.

RICARDO SILVA ROMERO
- www.ricardosilvaromero.com

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA