Máscaras

Máscaras

Las peticiones de los líderes sociales siguen siendo plegarias que no llegan ni al cielo ni acá.

22 de diciembre 2017 , 12:00 a.m.

A estas alturas del año querría yo escribir de las cosas que nos redimen, desde las películas de vacaciones hasta las finales de fútbol bogotanas, pero en plena Novena de Aguinaldos el Gobierno sigue tratando de aprobar a la brava las necesarias curules para la paz.

El expresidente Pastrana, que hace unos años reía con Tirofijo y pedía que simplemente lo llamaran Andrés, sigue concediéndose a sí mismo la autoridad que pocos más le conceden para –entre muchas otras inutilidades– pedirle al Congreso que enjuicie al presidente Santos; el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, que tendría que dedicarse a oficios menos graves, sigue alimentando la indolencia ante el asesinato de cerca de cien líderes sociales –104 este año según la ONU– con esas declaraciones tan suyas que buscan relativizar uno de los peores horrores que estamos viviendo.

“Corro el riesgo de generar muchísimos comentarios por lo que usted me va a oír”, reconoció Villegas a una periodista del noticiero Noticias Uno el fin de semana pasado. Y luego, en su empeño de convencer a la opinión de que estamos ante decenas de casos aislados –y entonces se trata de una enorme coincidencia en un país tenebroso en el que la gente mata porque puede, y ya–, se permitió declarar que los asesinatos de los líderes han sido “en su inmensa mayoría fruto de un tema de linderos, de un tema de faldas, de un tema de reivindicaciones, de un tema de peleas por rentas ilícitas...”. No fue citado fuera de contexto. No era la primera vez que se le escapaba esa tesis ni era la primera vez que pensaba con el deseo: “es un fenómeno que está en franca caída”, dijo en agosto una semana antes de que mataran al líder chocoano Manuel Ramírez.

No es que el exembajador Villegas sea el villano de la semana. Es que se ha estado portando como un dirigente desconectado e irresponsable.

Tampoco titubeó esta vez. Dijo a Noticias Uno lo que advirtió. Y, en el mejor de los casos, ocasionó los “muchísimos comentarios” que imaginaba. Y, en el peor, volvió a conseguir que la sociedad colombiana deje para después el grito frente a un exterminio.

No es que el exembajador Villegas sea el villano de la semana. Es que se ha estado portando como un dirigente desconectado e irresponsable que –para dejar constancia de que el Estado no está perdiendo la guerra contra ciertos terratenientes de ciertas regiones– quiere aclarar que la aniquilación de los líderes sociales no ha sido un plan macabro, sino apenas una suma de desgracias, como si de verdad no se diera cuenta de lo violento que es minimizar la violencia, como si él no hubiera visto con sus propios ojos ese Estado negacionista que suele prometer “investigaciones exhaustivas...” que años más tarde son concluidas por el Centro de Memoria Histórica. El martes, dos días después de las apoltronadas declaraciones a Noticias Uno, el líder comunitario Alfonso Pérez fue asesinado por la espalda en el corregimiento de Pan de Azúcar.

Hace ocho días veinticinco líderes sociales tuvieron que venir hasta Bogotá porque sus peticiones siguen siendo plegarias que no llegan ni al cielo ni acá: eran veinticinco colombianos con máscaras blancas y manos temblorosas, veinticinco enmascarados que por reclamar la restitución de sus predios ahora mismo enfrentan a cientos de encapuchados, atreviéndose a decir –según cuenta El País español– oraciones desesperadas como “nos están matando uno por uno”, “ladrones vestidos de empresarios se han apropiado de estas tierras”, “el Gobierno dice que se trata de ajustes de cuentas, ¿pero qué cuentas tenemos nosotros con ellos?”. La foto de esas máscaras mirando a la cámara es la foto del año: de enero a diciembre tuvimos un país lejos de Bogotá en el que sistemáticamente se asesina a quienes reclaman sus derechos y tuvimos una sociedad que ha dejado la justicia en las manos de los historiadores.

RICARDO SILVA ROMERO
- www.ricardosilvaromero.com

MÁS COLUMNAS

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.