Piedad Córdoba a la Presidencia

Piedad Córdoba a la Presidencia

Sería un gobierno vitalísimo, excitante, agitado y musical, la negra Piedad tiene su alegre tumbao.

14 de junio 2017 , 12:00 a.m.

Hay tensiones en el ambiente. Los maestros, por su larguísimo paro. Que les mejoren sus ingresos, que se dejen evaluar su capacidad educadora, que eduquen mejor a la muchachada, hoy rajada en historia, matemáticas, geografía y sociales.

Gran noticia el anuncio de Piedad Córdoba. Lo dijo en español: “Quiero ser la próxima presidenta de Colombia, y lo voy a conseguir con votos y con mi pueblo”. Colombia tiene 23 millones de negritudes y si todos la apoyan, la veremos en el palacio presidencial. Sería un gobierno vitalísimo, excitante, agitado y musical, la negra Piedad tiene su alegre tumbao.

Piedad, bendecida por Chávez, Maduro, ‘Marulanda’, ‘Raúl Reyes’, ‘Timochenko’, las negritudes y miles de la izquierda antiimperialista. Recuerden que el plebiscito del Sí y el No resultó un batatazo. Ganó el No cuando nadie lo esperaba. Eso puede pasar con Piedad. Mi amigo Bruno Díaz, músico y actor, me lo dijo: “En Colombia, los de colorcito oscuro medio afro, unidos con unos liberales, podemos elegir a Piedad”. Y todas las de la peluquería, a usar turbante colorido.

Como los menores de 48 años no saben historia de Colombia de los últimos 65 años, les ayudo: un 14 de junio como hoy, del año 1953, expulsaron del palacio presidencial a Roberto Urdaneta Arbeláez, Jorge Leyva, Laureano Gómez y la cofradía que había aplaudido, meses atrás, el incendio de El Tiempo, El Espectador, las casas de López Pumarejo, Lleras Restrepo y López Michelsen, que salieron al exilio para salvar la vida. Se fueron con sus hijos chiquitos, los Lleras de la F., los López Caballero; pobrecitos esos niños, viajaron con poca ropa, sin maleta, como simples desplazados, hacia México.

Ese 14 de junio Colombia fue feliz. Los liberales y El Tiempo y El Espectador y el expresidente Ospina Pérez aplaudieron la subida de Rojas y la caída de los godo-franquistas sectarios. Colombia, exótica; por eso, y por ayudarnos, vienen Pepe Mujica y Felipe González. Así sigan rajando al Gobierno en las encuestas, marchan la ‘dejación de armas’ y el plan pacifista. Ojalá sin trampas, y que ‘Timochenko’, hoy de estadista en Noruega, cancele su infantilismo político, su lenguaje belicoso. El Fiscal General es calmadísimo, no lo asustan esas frases iracundas. Y el Gobierno, a impedir los saqueos millonarios. Santos aún puede salvar el año; ¡pilas, lo van rajando!

PONCHO RENTERÍA

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.