No disparen al pianista

No disparen al pianista

Volver a cero y hacerle reingeniería al tema de la paz sería interminable, y ya estamos hasta la coronilla.

09 de agosto 2016 , 07:57 p.m.

La ministra Gina Parody, la superestrella de hoy. Gina le hace coro en gobiernismo-antiuribismo a su íntima amiga Cecilia Álvarez. Gina Parody, como en la culta noruega, desató un debate televisivo-electoral sobre temas sensibles que ganó censuras. Delicado opinar de parvularios, cartillas, profesores, niños, su futuro sexual, libertades. Ojalá no maltraten el tema. Y que sean especialistas los opinadores.

En las cantinas del Oeste americano, con clientela de vaqueros belicosos, colgaban este letrero: ‘No disparen al pianista, que él hace lo mejor que puede’. Esa cachaquísima aclaración algo toca al presidente Santos porque, en medio del sabotaje económico que le dejaron los camioneros, hace lo que puede para enderezar el barco. Viene el problema de Electricaribe, chamboneo de otros y desprestigio al Gobierno.

No han rebajado los precios de los alimentos, como lo dice el optimista ministro Mauricio Cárdenas. Unos alimentos bajan el 10 por ciento, pero antes subieron el 25 y siguen escandalosamente caros, lo dice mi leal Lucecita Chacón, experta en precios de supermercado y de su barrio popular. Por la vida carísima siguen rajando al Gobierno en las encuestas.

Aleluya: el problemón entre uribismo santismo, digamos entre el Sí y el No, es si los excomandantes de guerrillas, unos siete, pueden ser parlamentarios por acuerdo generoso. A eso toca darle el Sí, y lo explico: fui parlamentario casi cuatro años y vi que allá se conversa, se hacen triquiñuelas, pero no manda el revólver. Que vayan al Congreso los de las Farc. Allá serán otros señores sesentones, inofensivos, pasados de kilos, con corbata, celular, maletín y desarmados. Y estarán a la mano para que le respondan al país si sus gentes atropellan.

Ganando el Sí se puede remendar el acuerdo en el camino. Volver a cero y hacerle reingeniería al tema sería interminable, y ya estamos hasta la coronilla. Las Farc llevan 320 días en paz al 97 por ciento, sin masacres, sin volar oleoductos. Es un avance. Ese recorrido por el Meta-Guaviare de Gobierno y Farc, donde antes combatían, es buena tónica. Como los franceses y alemanes que se mataron en la Segunda Guerra y, con la paz y el armisticio, pasaron a dormir juntos. Sí, el rubio playboy alemán Gunter Sachs pasó a dormir con la bellísima Brigitte Bardot, ¡y todos lo envidiábamos!


Poncho Rentería

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA