Carlos Vives y su bicicleta

Carlos Vives y su bicicleta

¿Aparecerán esas bicis? Ni lo sueñen, primero aparece la plata de Interbolsa.

23 de agosto 2016 , 05:47 p.m.

Entra a la historia del embeleco colombiano la ‘simpática’ orden de dar diez millones de pesos de recompensa (de impuestos, de ustedes) a quien diga donde esté la bicicleta del musical y futbolero Carlos Vives. El cantor de vallenatos no escandalizó, no hizo victimismo, no pidió ayudas del FBI, le puso frescura al robo. Desde Gaira dijo: “El man que se jaló la bici tuvo suerte; buena bici, una italiana, que se la goce”.

Bogotá no es Estocolmo. Hay “rebuscadores”. Dos vieron que Carlos Vives arrimó la cicla al tubo, atendió selfis de admiradoras, y ¡suaz!, se la jalaron a velocidad para medalla de plata. La cicla tiene pintadas cuatro caras: Escalona, Falcao, Édgar Perea y el ‘Pibe’ Valderrama.

Un robo de cicla igualito al de Carlos Vives vivió (la siempre Miss Colombia) María Teresa Egurrola: parque de la 93, Bogotá, día soleado; arrimó al tubo su finísima cicla sueca. Inició su pasarela vanidosa, ropa deportiva, moderna, 27 minutos, volvió al sitio y “¡no joda, mi bici, me la robaron!; ¡bruta, me robaron mi bici!” Unos gomelos se rieron. ¿Aparecerán esas dos bicis? Ni lo sueñen, primero aparece la plata de Interbolsa o la del robo con ambulancias a Bogotá o la de Salud-coop, la célebre piñata.

Se habla del ‘Sí’ y del ‘No’ en la cofradía femenina, la masculina y la periodística. Frescura: las Farc llevan 384 días con una casi buena conducta. La línea ‘no más tiros’ se impone. Los notablones ‘farcos’ decidieron hacer política aquí. Tienen todo el derecho. La paz política vale, pero sin exceso verbal, como el arzobispo José M. Monsalve, de Cali, que lanzó arenga belicosa. ¡Oh, vanidad! “Calladito es más bonito”, me dice Lulita Arango cuando me le pongo antipático verbal.

Opinen: ¿cuántas curules de gabela para las Farc? Mi sensatez dice 12 ‘farcoparlamentarios’ de un total de 172 en Cámara. No se alarmen. Entrarán al Capitolio sin armas, de corbata. Eso sale más barato que reparar los oleoductos y mandar helicópteros al monte. ¿Impunidad? No son los primeros impunes. Entrarán al sistema y colorín colorado. “De moda don Plebiscito, lo imagino casi gordiflón, con corbatín y bigote pulido. Un personaje risueño, simpático, optimista, ligeramente gay y millonario”, lo dijo en Sábados felices don Jediondo, el burlón feliz de La luciérnaga, el Gabo de Sutamarchán!

Poncho Rentería

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA