El buen nombre y los datos de los colombianos

El buen nombre y los datos de los colombianos

El proyecto ley que modifica el habeas data tiende a ser atacado sin siquiera entender su trasfondo e implicaciones reales.

23 de noviembre 2016 , 07:03 p.m.

Diversas informaciones difundidas en medios de amplia circulación nacional señalan que el proyecto ley que modifica el habeas data es un proyecto de redes sociales que genera censura y revive el derecho al olvido: nada más alejado de la realidad.

Esta iniciativa pretende proteger a los ciudadanos del uso abusivo, y en ocasiones ilegal, de sus datos personales por parte de empresas que no están domiciliadas en Colombia, dándoles facultades a las autoridades de nuestro país para que, en caso de evidenciarse un indebido tratamiento de datos personales, puedan adelantar investigaciones o cualquier gestión con miras a exigir el respeto del derecho fundamental al habeas data y a la protección de los datos personales que sean tratados por personas ubicadas fuera del territorio de la República de Colombia.

Así mismo, es necesario aclarar que en ninguna parte del proyecto de ley se cita el derecho al olvido. Por eso invito a los lectores a que conozcan el texto del proyecto, para que evidencien por su propia cuenta que esta iniciativa no es sobre derecho al olvido, ya que no tiene por finalidad borrar o eliminar datos de las personas, razón por la cual es equivocada la apreciación en este sentido. Sin duda, se trata de un tema debatible, pero, repito, no es objeto del citado proyecto de ley.

Esta iniciativa no es una improvisación; hemos trabajado acerca del habeas data desde hace más de 10 años, pues fue una iniciativa mía la que terminó convirtiéndose en la Ley 1266 del 2008, que básicamente le puso reglas a lo que antes se manejaba vía tutela. Esta fue utilizada como base para lo que se convirtió en la Ley 1581 del 2012, siempre acompañado desde ese entonces por el profesor de la Universidad de los Andes doctor Nelson Remolina Angarita, principal autoridad académica en el país en la materia.

El marco regulatorio propuesto es un asunto de gran importancia y que, por novedoso, tiende a ser atacado sin siquiera entender el trasfondo e implicaciones reales: se trata de regular un derecho cuyo ejercicio es de naturaleza extraterritorial, y las actuales instituciones jurídicas son insuficientes para brindar la efectiva protección a los ciudadanos. Es un proyecto de vanguardia que responde a las necesidades que imponen las nuevas tecnologías, y mal haríamos en enfrentar estos nuevos retos jurídicos sin las herramientas que permitan a los ciudadanos proteger sus derechos.

Por último, y en un sano ejercicio con los actores y empresas dedicadas al asunto, estamos adelantando jornadas de trabajo para avanzar en un texto que, recogido en ley, proteja el buen nombre de los colombianos consagrado en el artículo 15 de la Constitución Nacional.


Jaime Amín

* Senador por el Centro Democrático y autor del proyecto de ley 91/2016

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA