La campaña presidencial y la educación

La campaña presidencial y la educación

Todos reconocen la importancia de la educación inicial e identifican la agenda de atención integral.

19 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

En un evento reciente se reunieron seis precandidatos presidenciales para exponer sus propuestas para la educación. Estuvieron Carlos Holmes Trujillo, Iván Duque, Marta Lucía Ramírez, Claudia López, Humberto de la Calle y Gustavo Petro. El único que lució realmente perdido fue Trujillo. Marta Lucía fue relativamente general, pero bien informada, y los otros cuatro perfilaron unas propuestas bastante definidas... y muy parecidas. Me impresionó la convergencia de ideas entre un grupo que tiene diferencias tan profundas en otras materias. De hecho, el único momento tenso duró pocos segundos, cuando se salieron del tema educativo para polemizar sobre servicios públicos domiciliarios.

De todos modos, si en el qué hay acuerdo, en el cómo hay distancias o, sencillamente, solo dos o tres de los aspirantes se atrevieron a tocar puntos sensibles de la agenda, para no ponerle demasiado pronto el cascabel al gato. Y mi gran punto de preocupación fueron los planteamientos sobre cómo financiar las propuestas. Veamos.

Todos reconocen la importancia de la educación inicial, identifican la agenda de la atención integral, unos con más énfasis en modalidades de ámbito familiar y comunitarias y otros en torno a la atención institucional, y reconocen que ese programa se debe acelerar.

Me impresionaron el énfasis en la jornada completa con formación integral y el reconocimiento público y expreso a la experiencia de Bogotá en este terreno. Algo de la mayor importancia, que se distancia del enfoque actual del Ministerio de Educación.

Aunque, por fortuna, en la conversación las cuestiones de aprendizaje estuvieron más presentes que las condiciones de acceso, se habló de la necesidad de terminar los programas de infraestructura y dotación tecnológica en curso, a mi juicio sin suficiente información sobre los problemas que tiene esa ejecución. Mientras que, por supuesto, sobre la alimentación escolar hubo más críticas, aunque no muchas propuestas creativas ni análisis de buenas prácticas ni en Colombia ni en otros países. En especial, eché de menos iniciativas de suministro comunitario de esos servicios.

Los temas educativos asociados a la paz no fueron el eje. Algunos candidatos hablaron de educación ciudadana, en general con juicios básicos y correctos frente a la formación democrática y para la convivencia. No faltó el descache de alguien invocando a Carreño. Y materias claves en este terreno, como educación sexual, educación ambiental, memoria sobre el conflicto, justicia restaurativa en las escuelas y fortalecimiento de la orientación escolar y manejo de crisis como el suicidio, el microtráfico y consumo de psicoactivos a edades tempranas o el acoso escolar, pasaron de agache. Tres candidatos hablaron de educación rural con referencias sobre su importancia, aunque solo Humberto de la Calle con propuestas precisas.

Nadie defendió Ser Pilo Paga con energía, y en cambio hubo quien lo criticara duro, y hasta alguien propuso eliminar el Icetex

Hubo consenso en la necesidad de ampliar el acceso de los sectores populares a la educación superior. Fue recurrente el apoyo a las universidades públicas y al Sena, sin referirse a mecanismos concretos para ofrecer calidad con equidad y costos razonables como la articulación de la educación media con la superior, la homologación de currículos o los sistemas de transferencia, y, en cambio, alguien propuso la idea facilista de la “gran universidad virtual”. Nadie defendió Ser Pilo Paga con energía, y en cambio hubo quien lo criticara duro, y hasta alguien propuso eliminar el Icetex.

Todos hablaron de reconocer el trabajo de los maestros y algunos, de mejorar su formación y remuneración. Se tocó la necesidad de cumplir los acuerdos que surgieron de los paros recientes, pero no se profundizó sobre el estado general de las relaciones entre el Gobierno y el gremio docente, lo que sin duda es un tema que preocupa pero no aflora.

Y el tema fiscal fue el más interesante, con dos puntos positivos y un gran vacío. Es buena cosa que, en general, se reconozca la necesidad de invertir más para cerrar brechas entre la educación de los ricos, la de las clases medias y la de los pobres. Y también, que se hable de los beneficios y el retorno individual y para la sociedad de ampliar el gasto público en educación. Allí brillaron Petro y, en especial, Claudia López. Pero a la hora de precisar las fuentes, la cosa se vuelve gaseosa. Solo hablaron de cifras concretas Gustavo Petro con la complicada propuesta de un nuevo impuesto para recaudar 20 billones de pesos adicionales al año destinados al programa general de educación, e Iván Duque con la destinación de parte del cuatro por mil para infraestructura escolar. El resto se quedó en planteamientos inciertos, como los ahorros de la lucha contra la corrupción y la reforma del sistema general de participaciones. Me impresionó que nadie se atreviera a pedir un recorte del gasto militar con cifras definidas para trasladarlo a la educación.

En síntesis, es mucho lo que resta de campaña, y el terreno para precisar los programas es amplio, pero se parte de la posibilidad de construir cierto acuerdo en el asunto, más allá de la polarización en que se vive el actual momento electoral. Hay que trabajar para que la educación se mantenga en los discursos, los debates y los análisis de los equipos técnicos de los candidatos.

ÓSCAR SÁNCHEZ
* Coordinador Nacional de Educapaz

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA