Los 24 clásicos y pioneros

Los 24 clásicos y pioneros

Sí se ha hecho buena ciencia en Colombia, a pesar de la falta de recursos.

13 de abril 2018 , 12:00 a.m.

¿Cómo responder a la frecuente afirmación de que en realidad, en Colombia no se ha hecho nada importante en ciencia? En alguna ocasión, un poco impaciente, le dije a un periodista que nos reclamaba por no haber hecho nada con los recursos que no nos dieron. Pero la verdad es que sí se ha hecho buena ciencia en Colombia, a pesar de la falta de recursos.

La Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales ofreció recientemente una pequeña muestra. Su revista cumplió 80 años de publicación ininterrumpida. Es una revista pluridisciplinaria, al estilo de las de otras academias: los Proceedings de la Academia de Estados Unidos, Les Comptes Rendus de la francesa y The Philosophical Transactions de la inglesa. La actual editora, Elizabeth Castañeda, decidió que la mejor forma de celebrar sería reeditando algunos de los mejores trabajos.

Acotó la muestra a los primeros cincuenta años: de 1936 a 1986. Reclutó a un ejército de pares evaluadores y sometió a su juicio más de 600 artículos. El resultado final fue un suplemento de la revista que reprodujo los 24 escogidos, todos de gran mérito y vigencia. Mencionaré apenas algunos.

En el estudio de 1964 sobre virus transmitidos por artrópodos en Colombia, Hernando Groot Liévano describió, en cuatro regiones y múltiples ecosistemas del país, la presencia y distribución de quince virus de importancia médica, algunos reportados por primera vez. Ofreció con esto un excelente instrumento para la vigilancia epidemiológica.

Un ejército de pares evaluadores sometió a su juicio más de 600 artículos. El resultado final fue un suplemento de la revista que reprodujo los 24 escogidos, todos de gran mérito y vigencia.

El antropólogo Gonzalo Correal, en un trabajo de 1983, evidenció la presencia temprana de pobladores humanos en el sitio de La Gloria, en Urabá. Fueron tribus de cazadores, posiblemente los primeros que se desplazaron, al final del Pleistoceno, desde Panamá hacia la costa norte de Colombia.

El astrónomo Julio Garavito Armero publicó en 1945 unas fórmulas para el cálculo del movimiento de la Luna alrededor de la Tierra. Las propuso como un método propio que mejoraba los usados en la época para generar tablas lunares.

Una de las áreas más fuertes de la Academia ha sido la botánica. Entre varios escogidos vale la pena mencionar a dos científicos extranjeros: el español José Cuatrecasas, quien en 1958 publicó un análisis detallado de ocho formaciones vegetales en el país y, para cada una de ellas, listas completas de géneros y especies representativas. También al norteamericano Richard Evans Schultes, quien publicó en 1951 su investigación de diez años en la Amazonia, sobre varios géneros de plantas útiles y medicinales.

El entomólogo Ernesto Osorno Mesa describió en 1940 las diversas especies de garrapatas en el país y mostró su distribución en quince departamentos, y Leopoldo Richter (sí, el mismo que fue pintor y ceramista) describió y dibujó en 1947 especies Membracidae colombianas (insectos muy llamativos, cercanos a las cigarras). Abrió con esto un campo de estudio sobre las casi 500 especies del país.

Julio Carrizosa Umaña, en un trabajo de 1983, planteó elementos básicos para la gestión ambiental del Estado colombiano. En un trabajo que, según relató, fue mal recibido en la época y tan solo publicado por la Academia, hizo una temprana crítica (de plena actualidad hoy) sobre la percepción y el manejo que hace el Gobierno de los problemas ambientales.

Estos son unos pocos ejemplos que demuestran que se ha hecho ciencia de calidad en Colombia. Con mejores condiciones se habría hecho, y se haría hoy, más. En esos mismos 50 años, países más osados lograron un desarrollo científico que revolucionó su economía y su sociedad. A mí me tocó toda la vida argumentar (casi a diario) a favor de esta actividad. Ojalá que para las próximas generaciones, la importancia de la ciencia sea una verdad de Perogrullo.

MOISÉS WASSERMAN

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.