Matar sí paga

Matar sí paga

Días antes, los terroristas del Andino vieron salir de prisión al autor de la masacre del Nogal.

25 de junio 2017 , 02:04 a.m.

“Los incentivos que hoy tienen terroristas y criminales son perversos”, trinó el aspirante presidencial Juan Carlos Pinzón horas después del horrendo atentado en el centro Andino de Bogotá, que el sábado 17 dejó tres mujeres muertas y varios heridos. Me cuentan que la declaración molestó al presidente Juan Manuel Santos, sobre todo por venir de su exministro de Defensa, exembajador en Washington y excolaborador de tantos años.

Pero Pinzón tiene razón. ¿Qué temor a ser condenados por esa acción terrorista pueden albergar sus autores si, días antes de perpetrarla, vieron cómo salía de la cárcel uno de los principales culpables de la masacre de El Nogal, en aplicación de las normas de la justicia especial de paz de los acuerdos de La Habana? Si los que causaron holocaustos como ese –o como la matanza de Bojayá– quedan libres con solo decir que van a confesar, el aliciente para que otros maten es enorme, en especial si además de un trato especial a nivel judicial imaginan que, si luego se desmovilizan, les darán un sustento económico, como ocurre con los excombatientes de las Farc.

No estoy de acuerdo con quienes, desde el flanco más extremista del uribismo, hablan de hacer trizas los acuerdos de La Habana. En esa negociación hubo excesivas concesiones para una guerrilla que estaba virtualmente derrotada en el campo militar. Y ha habido aún más regalos en la reglamentación de los acuerdos. Pero aún es posible poner límites y orden, sin echar a la caneca los acuerdos que han significado, más allá de dudas y críticas, la desmovilización y el desarme del grueso de las Farc. Esos límites y ese orden deben ir encaminados a acabar de una vez y para siempre con esta idea: que, en Colombia, matar sí paga.

Urge establecer un punto final al otorgamiento de beneficios a quienes, con la cínica excusa de un ideario político, asesinan, secuestran, reclutan menores, roban dinero público, derriban miles de hectáreas de bosques para sembrar coca y narcotrafican. Las generosas dádivas de La Habana deben ser las últimas que reciban los integrantes de una organización terrorista en la historia de este país. Basta ya: si no cerramos esta puerta de una vez por todas, el estímulo a cometer acciones criminales disfrazadas de rebelión política continuará ahí, y lo seguiremos pagando con sangre.

El Gobierno no parece entenderlo. La prueba está en la deriva que lleva la negociación con el Eln, un grupo que, ya sea por sus divisiones internas o por un cinismo recalcitrante, sigue matando, sigue secuestrando, sigue atacando a la población civil y sigue narcotraficando. Y no le va nada mal. En el campo militar, unas alicaídas Fuerzas Armadas han dejado de golpearlo con eficacia, cuando en el pasado lo acorralaron y le destruyeron gran parte de su fuerza. Y en la mesa de Quito está a punto de ganarse la lotería.

El jefe negociador con el Eln, el exministro Juan Camilo Restrepo, acaba de abrir las puertas a un cese del fuego bilateral con ese grupo terrorista, como inestimable premio a esos asesinos por sus más recientes acciones criminales. “¿Ven que matar sí paga?”, les debe de estar diciendo el comando central del Eln a sus frentes. Con las Farc, el cese bilateral solo llegó después de muchísimos meses de cese unilateral de los guerrilleros.

¿Por qué habría de ser diferente con el Eln? ¿Acaso la lógica del gobierno de Santos es que quienes más se demoren en dejar de matar más premio reciban? En vez de eso, hay que revisar si la mesa con los ‘elenos’ va para alguna parte. Pero más allá de ello, se impone acabar con los estímulos, alicientes y premios a los asesinos. Porque si no, la verdadera paz no va a llegar jamás, ahogada como está en el círculo vicioso de crimen, negociación, acuerdo, perdón y aliciente para nuevos crímenes.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA