Como avestruces

Como avestruces

Firmado el acuerdo de La Habana, ¿seguirá Santos en silencio frente al drama de Venezuela?

18 de septiembre 2016 , 02:35 a.m.

La tragedia venezolana suma día a día nuevos dramas. Tras cerrar el 2015 con récord de muertes violentas (más de 90 por cada 100.000 habitantes), en el 2016 se encamina a superar las 100. Para hacerse una idea, en 1991, en medio de los atentados de Pablo Escobar y de la más feroz ofensiva guerrillera, que se extendía a 22 departamentos, Colombia alcanzó niveles similares: hoy tiene una tasa de 25.

En el caso de Venezuela, no hay guerra que lo explique sino una desaforada criminalidad a la que se suma la actividad represiva de las bandas armadas del chavismo, que persiguen en los barrios a los opositores y aprovechan la impunidad que les concede el régimen para controlar la distribución de drogas e imponer su ley como clanes mafiosos.

La inflación, que, según cifras filtradas desde el Banco Central, superó el 270 % en el 2015, puede llegar a la escalofriante cifra de 700 % en el 2016, según un informe del FMI. El derrumbe de la economía quedará confirmado, según las proyecciones, al final del año, con el PIB en caída libre: 10 % de descenso. Más que una recesión, se trata de un desastre.

Un desastre que no se queda en fríos números, sino que arrastra a la pobreza a millones de venezolanos: ya son más del 33 % viviendo bajo la línea de pobreza. En Colombia, ese indicador ha mejorado y llega al 27 %, cuando rondaba el 60 % en 1999. Venezuela va en franco retroceso, después de haber marcado en el 2010 un alentador 23 %.

La escasez de productos de consumo popular, desde leche y carne hasta papel higiénico, ya es endémica. Según el semanario ‘The Economist’, un venezolano promedio gasta 35 horas al mes en colas, a la espera de comprar alimentos. Y a veces debe irse con las manos vacías. Al pésimo manejo económico del chavismo se le sumó desde el 2014 la caída de los precios del petróleo. Tras haberse acercado por años a los 100 dólares por barril, el promedio de la canasta petrolera venezolana se sitúa hoy en 27 dólares.

La bonanza petrolera fue una maldición. Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro, le apostaron todo al oro negro y, a punta de populismo, intervinieron y luego destrozaron el enorme aparato productivo de la industria y el agro: hoy, la inmensa mayoría de los productos de consumo masivo deben ser importados. Y como la crisis petrolera redujo de modo sustancial el flujo de dólares, no hay dinero para importar.

Resulta criminal que, durante los años de bonanza, el chavismo haya festinado más de 300.000 millones de dólares de renta petrolera, dinero que en vez de servir a inversiones en educación y salud, y a la ampliación de la base productiva para reducir la dependencia del petróleo, se esfumó por la más descarada corrupción. Los nuevos ricos del chavismo tienen hoy jugosas cuentas en paraísos fiscales. La lista la encabeza la hija de Hugo Chávez, María Gabriela, con una fortuna de más de 4.000 millones de dólares.

La oposición, varios de cuyos líderes están en la cárcel, impulsa un referendo revocatorio para la salida de Maduro, a favor de la cual votaría el 70 %. Pero el Consejo Electoral, bajo control chavista, les ha tomado el pelo. Quiere que, de darse ese referendo, sea en el 2017, cuando por ley a Maduro lo reemplazaría, en caso de triunfo opositor, otro chavista.

Las muertes violentas van en aumento, de la mano de la represión, la escasez y la pobreza. El creciente flujo de refugiados hacia Colombia muestra el caos humanitario que se avecina. Ante la tragedia, los mandatarios de la región han resuelto enterrar la cabeza como avestruces. En el caso del presidente Juan Manuel Santos, se supone que dicho silencio era para no dañar las negociaciones de La Habana, que Caracas patrocinaba. Firmados los acuerdos con las Farc, ¿mantendrá un silencio que cada día resulta más cómplice con el criminal régimen chavista?

MAURICIO VARGASmvargaslina@hotmail.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA