A sembrar coca

A sembrar coca

Los capos, de fiesta: el proyecto estimula nuevas siembras, protegidas por ‘Romaña’ y las Bacrim.

28 de octubre 2017 , 11:18 p.m.

El proyecto ley para despenalizar la conducta de los dueños de los cultivos de coca más pequeños –18 metros cuadrados– y excarcelar a quienes tengan siembras de hasta 3,8 hectáreas atenta contra la meta del Gobierno de erradicar 100.000 de las 150.000 hectáreas de ese mar de coca que inundó el país en las narices del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas. Hizo bien el fiscal Néstor H. Martínez en declarar que la entidad a su cargo estaba “aterrada”.

Explicó el Fiscal que, a más de legalizar de hecho los cultivos más pequeños, el proyecto abre las puertas a lo que llamó el “pitufeo”, una operación por la que grandes capos consiguen cientos de testaferros como dueños de esos minicultivos y, al sumar sus extensiones, controlan enormes áreas, sin que, ahora, los titulares de esas tierras se arriesguen a ir a la cárcel. Por si fuera poco, el proyecto rebaja las penas a estos capos que financian a los campesinos cocaleros.

Que los dueños de hasta 3,8 hectáreas eviten la cárcel es muy peligroso. Quien posee esa superficie no es un micro-cultivador. Según la ONU, cada hectárea llega a producir hasta 6.000 kilos de hoja de coca por año, en especial porque las nuevas técnicas han llevado el número de cosechas anuales de dos a cuatro. La ONU sostiene que el kilo de hoja de coca puede ser vendido por 1,1 dólares. De ese modo, el dueño de 3,8 hectáreas puede llegar a ingresos de unos 25.000 dólares al año, cerca de 75 millones de pesos, una cantidad por la que se le hace agua la boca a cualquier campesino. Más de un empleado medio de la ciudad debe de estar pensando en irse a sembrar coca.

Si un capo ‘pitufea’ a una docena de cocaleros, el negocio crece una barbaridad. De diez hectáreas para arriba se justifica montar un laboratorio para procesar la hoja y sacar base de cocaína, con lo que los ingresos crecen aún más. Los narcos deben de andar de fiesta: se acabó la fumigación aérea, y la erradicación manual no avanza porque allí donde llega la Fuerza Pública, los capos (antiguos paramilitares y jefes de las Farc) movilizan a la población, surgen confrontaciones y corre la sangre.

El argumento central del presidente Santos es que la excarcelación a los dueños de hasta 3,8 hectáreas será solo por una vez y si se comprometen a no volver a sembrar. Esa película la hemos visto muchas veces desde que comenzaron los planes de estímulo a la erradicación voluntaria: generosos beneficios legales –e incluso económicos– a quienes se comprometan a erradicar, y un tiempo después el cultivo se reactiva, a la espera del próximo premio que ofrezca el Gobierno.

¿Acaso no comprende el Presidente que el proyecto no hace más que estimular nuevas siembras? Todo esto, con el apoyo de las Farc: ya vimos al temible reclutador de niños de las Farc, alias Romaña, de líder cocalero en Tumaco, al frente de cientos de campesinos para oponerse a la erradicación. Y pensar, como lo escribí hace dos semanas, que el Gobierno les creyó a las Farc que iban a contribuir a erradicar la coca. En una declaración digna de la era de la posverdad, Santos dijo que el Fiscal quería meter a la cárcel a 400.000 campesinos. La cifra real es muchas veces inferior, pero podría volverse cierta si el Congreso aprueba el proyecto del Gobierno.

La solución definitiva llegará con la legalización, que tiene que ser integral e incluir siembra, producción, comercio y consumo para que les quite a los capos las grandes ganancias que la ilegalidad les deja. En el mundo, eso no tiene hoy ambiente político ni de opinión: ha habido tímidos avances en legalización de consumo y siembra, sobre todo de marihuana. Por eso, por ahora no hay más remedio que contener la inundación de matas de coca, porque cuanta más coca, Presidente, más sangre, más muertos y menos paz.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA